Prólogo de Pestaña a Pere FOIX, “Corporativisme o República Social”.

Una faceta poco conocida, aunque habitual. En este caso publicada en catalán a su amigo Pere FOIX (c. 1934), Corporativisme o República Social. Barcelona: Edicions Mireia.

No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden [conferencia de Ángel Pestaña]

Domingo, 9 de febrero de 1936, diez y media de la mañana. Mitin monstruo del Frente Popular durante la campaña electoral para las elecciones generales de febrero. Una hora antes de la señalada para dar comienzo el acto, el Salón España estaba ya completamente lleno, y entre el público gran número de mujeres.

Había sido organizado de modo que pudiese celebrarse simultáneamente en seis teatros, en cada uno de los cuales había de hacer uso de la palabra un orador. Existía el propósito de que en todos los locales se oyesen los discursos pronunciados en los restantes salones, transmitiéndolos por teléfono y difundiéndolos por medio de altavoces, pero esta parte del programa no pudo desarrollarse porque la instalación telefónica no funcionó, no se sabe por qué causas, y sólo pudo oírse en todos los locales la apertura del acto, hecha desde el cine Madrid, y el primero de los discursos pronunciados, que fue el de Ángel Pestaña. Después de hablar, la comunicación telefónica quedó cortada.

En un momento del acto en el Salón España. Foto: Alfonso.

Salutación

Pueblo y trabajadores madrileños: Sean mis primeras palabras de salutación y lleven un abrazo fraternal del partido que represento a los que ocupáis estos locales, donde se celebra este gran mitin. Y sean mis segundas palabras, más significativas y emotivas, para los compañeros que en las cárceles y presidios de España, con el corazón en alto, esperan, no sólo el calor de nuestro afecto, sino que de esta Jomada salgan los cauces que les lleven a la libertad y les devuelvan a sus hogares.

Ignominias de las derechas.

Dicho esto voy a repasar, a vuelo de pájaro—porque no hay tiempo para más—, las ignominias que las derechas han cometido con nuestro país. En las palabras de apertura del acto que se han pronunciado desde el Europa se ha dicho, y lo ratifico, que hay en España dos corrientes: la revolución y la antirrevolución.

Pues bien: nosotros, los del Bloque Popular Antifascista, decimos con todo orgullo que somos la revolución, y que siempre seremos la revolución y que lucharemos frente a lo viejo que se hunde. No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden. Para esas gentes, el orden significa jornales de hambre, censura de Prensa y opinión, robos a mansalva, explotación de campesinos que mueren de hambre…

Quieren tenernos bajo sus botas.

Nos vamos a jugar una carta peligrosísima. No digo yo que nos jugamos el porvenir de la clase trabajadora de España, porque ésta crece por encima de este problema; pero sí, insisto, que nos jugamos una carta muy peligrosa, porque los que, en nombre del orden, pretenden atraerse al pueblo para detentar el Poder, sienten y piensan que es preciso que no podamos tener libertad de movimientos y quieren tenernos bajo sus botas, desesperados y hambrientos.

¿Qué han hecho en dos años? Cabe preguntar: ¿Qué han hecho las derechas en los dos años que han gobernado? ¿Es que, acaso, han resuelto el problema del paro o lo han intentado razonablemente al menos? ¡No, porque la situación es cada vez más angustiosa!

¿Es que han encauzado nuestra economía? ¿O han hallado nuevas fuentes de riqueza? ¿O han establecido una rígida justicia para las clases trabajadoras? jNo; no han hecho nada de eso! Se han limitado a robar en perjuicio de la colectividad. Entonces, ¿qué podemos esperar de la actuación de estas clases privilegiadas? ¡Nada; bien comprobado lo tenemos! Por tanto, es preciso que los trabajadores reaccionemos contra este estado de cosas, porque en estos momentos nos jugamos mucho: nos lo jugamos todo.

Los elementos de orden a que vengo refiriéndome invocan, como algo extraordinario, el predominio en otros países de regímenes de excepción. Por ejemplo, el fascismo italiano. ¿Qué podría deciros yo del fascismo italiano? ¿Cómo hablaros del nacionalsocialismo alemán? Esto no es nuevo para vosotros; de sobra sabéis lo que esos sistemas encierran.

Liberación total

Al iniciarse la última semana de la campaña electoral, no podemos ofrecer nada. Pero sí debemos fijar nuestra atención en hechos concretos e indispensables. Hablar de amnistía, para mí quiere decir liberación absoluta de todos los caídos por defender el concepto de libertad y justicia. ¡Pera liberación total, firme, sin sombras en la concesión! ¡Liberación absoluta! (Ovación imponente)

Después, de una manera tajante, es preciso que el pueblo que vive sufriendo la tragedia del paro forzoso se ponga a trabajar para que entre la tranquilidad indispensable y merecida en los hogares proletarios.

Transformación

Y queda una cuestión importantísima: toda revolución es un torrente devastador que produce daños a ciegas en el enemigo. Todos estos daños tienen una justificación y requieren una sensación de equidad y Justicia. Por eso es preciso que, en nombre de esa equidad y esa justicia, pasado el 16 de febrero, sean reintegrados a sus puestos de trabajo los millares de represaliados que fueron señalados con el dedo por la reacción a raíz del movimiento de Octubre.

Los llamados a gobernar después del día 16 no deben olvidar, y nosotros debemos recodárselo a cada momento, que no es justo ni tolerable que las Compañías millonarias se enriquezcan más aún sobre la miseria de los hogares humildes.

Después habrá que pensar en realizar una profunda transformación que no se hizo el 14 de Abril (gran ovación), y que no puede haber disculpes para dejar de llevarla a cabo ahora. Este compromiso solemne es tan fundamental que no puede ser olvidado ni un instante por ningún hombre de izquierdas. España ha de reconstruirse y ha de saber llegar al campo donde están nuestros hermanos sufriendo más hambre y más penalidades aún que los que vivimos en las ciudades.

Las llamadas gentes de orden han gobernado dos años sin hacer esto, que podían haber realizado y que tenían prometido; pero, en cambio, no se han preocupado ni siquiera de encubrir sus lacras: han actuado a cartas vistas, porque los proletarios estaban vigilantes.

Justicia rígida y serena

Y ahora, nosotros, en nombre de la generosidad y de la Justicia, debemos y podemos y tenemos que regir los destinos de nuestro país. (Una voz interrumpe diciendo: «¡Para los traidores, la horca»!) No es la horca lo que necesitamos, sino más bien otra cosa. No hemos de propugnar una política de odios, sino de justicia. Y no de justicia amañada como ellos han hecho, sino de Justicia a secas, de Justicia rígida y serena (ovación).

Saludo a las Juventudes

Quiero que mis palabras finales sean para las Juventudes que han organizado este gran acto de propaganda. Vosotros representáis la vitalidad y la energía, sois el elemento revulsivo y tenéis una gran perspectiva de existencia. ¡Continuad y superad nuestra obra! Seguid adelante sin olvidar aquella frase del pensador que dijo que “más vale un campo lleno de cadáveres que una ciudad llena de esclavos”.

(Una imponente ovación subraya las palabras finales de Ángel Pestaña, y el público da vivas al Bloque Popular y al proletariado.)

Fuentes:

– “En el Salón España. Ángel Pestaña dice: No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden”, La Libertad, 11-2-1936, Madrid, p. 5.

– Uría Fernández (2007): Vallecas, en la mirada de Alfonso. Imágenes recuperadas (1921-1936). Madrid: Vallecas Todo Cultura.

Josep Maria Bertran de Quintana (1884 – 1960), el juez de los cementerios clandestinos durante la Guerra Civil.

José María Bertran de Quintana (Sant Gervasi de Cassoles, Barcelona, 1884 – México, 1960), secretario político de Lluís Companys, abogado, juez, masón, escritor en la prensa de los años 30 y destacado político catalán durante la Segunda República, con un papel relevante en la proclamación de la República Catalana (1931) y, posteriormente, como regidor en el Ayuntamiento de Barcelona. Fue nombrado juez instructor encargado de las investigaciones sobre la violencia en la retaguardia catalana de la República con el sumario llamado de los cementerios clandestinos durante la Guerra Civil.

Nació en el seno de una familia de tradición militar bien relacionada con la burguesía catalana. Estudió en el colegio Sant Agustí de Barcelona y el bachillerato en el Institut Girona hasta 1897, año en que comenzó Derecho en la Universidad de Barcelona. Sin embargo, no solicitó el título hasta 1934; se dedicó a los negocios y residió en Francia y en México, donde fue secretario general de la Cámara de Comercio española hasta 1927.

Poco antes de la proclamación de la II República española, fue uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Tuvo un papel relevante en la proclamación de la República catalana: salió al balcón presidencial del Ayuntamiento junto a Companys, Garay y Opisso i Battestini, y colaboró en la redacción del documento que leyó Macià desde el balcón del entonces palacio de la Diputación.

Fuente: Facebook, Barcelona Anys Trenta/ Twitter @Julia705Julia.

Hombre de ideas progresistas, federales, pacifistas y laicistas, fue elegido regidor del Ayto. de Barcelonan en las filas de ERC, desde donde llevó a cabo una importante tarea de mejora de barrios, cultura e investigación de las irregularidades económicas que se habían detectado en los ejercicios anteriores. Sin embargo, rodeado de compañeros sin experiencia política, como él, fue alejándose del partido por desavenencias internas y por la fascistización de los ‘escamots’, rompiendo definitivamente con la formación nacionalista en octubre 1933.

Miembro y, más tarde, Presidente del Comitè Català contra la Guerra (CCCG), se opuso a la construcción del monumento dedicado a los voluntarios catalanes de la Gran Guerra y propuso invertir las 60.000 pesetas del proyecto en becas para los hijos de los voluntarios.

En el CCCG entra en contacto y colabora con Ángel Pestaña. Se afilia al PS y a la CNT, colabora en su prensa y consta su participación en un acto público realizado en septiembre de 1935. A partir de 1936, encontramos a Bertran en mítines y conferencias del PS, presencia incrementada con el estallido de la Guerra Civil y durante los primeros meses del conflicto.

Durante el golpe de Estado de julio del 36 en Barcelona, forma parte del Consejo Ejecutivo del PS que trata de coordinar a sus militantes y encabeza la asesoría jurídica del partido dedicada a legalizar las incautaciones realizadas al calor de la revolución. A propuesta del partido, pocos días después fue elegido miembro de la Oficina Jurídica de Girona, cargo que ocupó hasta noviembre de 1936. Entonces fue nombrado juez y magistrado titular del Juzgado Popular Local de Barcelona nº 15, pasando más tarde a la presidencia del Tribunal Industrial de Barcelona.

En mayo fue el responsable de abrir un sumario para investigar y descubrir los crímenes cometidos en la retaguardia catalana durante los meses revolucionarios, llamado ‘de los cementerios clandestinos’ durante la Guerra Civil, lo cual le comportó asumir un importante papel como juez preocupado por la aplicación de la ley. Fue un trabajo que enseguida dio buenos resultados, en un ambiente en que la Generalitat y la República se esforzaban por recuperar el control político, arrinconando a la CNT, y además se pretendía mejorar la imagen de la España leal en el plano internacional. Se abrieron fosas en Molins de Llobregat (de Rei), Roses de Llobregat (Sant Feliu), Montcada i Reixach, Prat de Llobragat; Sitges, Les Corts, Tarrassa, Vilanova i la Geltrú, Olot, Barcelona, l’Escala y catorce municipios más. El problema surgió cuando se demostró que los crímenes salpicaban también a las otras organizaciones políticas; el punto de inflexión fue la detención de 5 militantes del PSUC, uno de ERC, otro de Estat Català, junto a otros del POUM y de la CNT, relacionados con los asesinatos de Sitges. Hombre incómodo, pues, su labor concluyó en diciembre de 1937 con el siguiente balance final: pese a haber exhumado a 2073 víctimas, los casos pasaron a los tribunales populares, los cuales absolvieron al 94% de los imputados; sólo procesaron a 175 personas, de los cuales encarcelaron a 128, absolvieron a 32 y pusieron en libertad condicional a 15 (Dueñas, Solé, 2012: 119). Un resultado que resultó vergonzoso para los antifascistas y demasiado corto para los vencedores.

A nivel político, destaca su participación en el Congreso Regional del PS de Cataluña, celebrado en Barcelona en mayo de 1937, donde elaboró y leyó un informe sobre Justicia que fue criticado duramente por un compañero por conservador y por no subsanar las arbitrariedades de la Justicia histórica.

Sesión de clausura del Congreso Regional del PS de Cataluña, teatro Poliorama, Barcelona, 23-5-1937. Preside, en el centro, Josep Robusté; Pestaña, a la derecha, y José Sánchez Requena a su lado. También aparecen Pere Corrons, Vicenç Tarradell, Vicente Lliso y José Andreés Oliva.

Bertran volvió a su puesto de presidente del Tribunal Industrial de Barcelona, pero el estrés y el cansancio le provocaron astenia y bronquitis crónica y tuvo que dejar la actividad. Su participación política en la República le supuso el exilio a Francia, donde entró en enero por Le Pertús para dirigirse a Saint-Sulpice (Midi-Pyrénées), donde pudo sobrevivir un tiempo dando clases de castellano. Con la guerra europea, fue llevado al campo de prisioneros de Vernet d’ Ariège (Tarn) y después al de Noé (Haute-Garonne), hasta terminar en el sanatorio de La Guiche por haber contraído la tuberculosis. En 1942 pasó a México, donde la salud no le acompañó y apenas pudo trabajar, teniendo que solicitar numerosas ayudas a las organizaciones republicanas del exilio. Murió el 5 de febrero de 1960.

Masón de la logia Lealtad entre 1932 y 1934, adquirió el rango de orador adjunto. Escribió, entre otras publicaciones, en L’Opinió, El Diluvio, La Humanitat y El Sindicalista.

Fuentes:

– “Congreso del Partido Sindicalista. Sesión de la tarde.”, La Vanguardia, 23.V.1937, Barcelona, p.5.

– Informe del Comité Regional en el Primer Congreso de la Federación Catalana del PS. Centro Documental de la Memoria Histórica. PS-BARCELONA, 1470, 3.

– Oriol Dueñas y Queralt Solé (2012), “El juez Josep Maria Bertran de Quintana (1884-1960): compromiso político y cementerios clandestinos”, revista Hispania, 2014, vol. LXXIV, nº. 246, enero-abril, págs. 151-176. En http://hispania.revistas.csic.es/index.php/hispania/article/view/423 (consulta: 18-11-2019).

– Oriol Dueñas y Queralt Solé (2012), El jutge dels cementiris clandestins: Josep Maria Bertran de Quintana, 1884-1960. Barcelona: Gregal.

Fernando Mata Povedano (1901-1936)

Militante confederal, maestro racionalista y Alcalde de Montemayor (Córdoba) en 1936.

Biografía descargada de http://www.todoslosnombres.org. Autor: José Francisco Luque Moren.

Fernando Demetrio Mata Povedano nació en Montemayor, en la calle Horno Viejo [actual Sebastián Garrido], número 42, a las ocho de la noche del día 22 de diciembre de 1901. Era hijo de José María Mata Serrano y de Cándida Povedano López.

Estudió durante un tiempo con los curas, fue monaguillo de la parroquia y su vida parecía encaminarse hacia el sacerdocio, aunque abandona esta orientación de forma drástica. En 1918, con 17 años, aparece como afiliado al Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios, de significación anarquista, con el número 197.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, en la que el poderoso movimiento obrero cordobés sufrió una fuerte merma, el Centro Obrero subsistirá, siendo presidido en 1924 por Fernando Mata Povedano. Este mismo año solicitó y obtuvo del Rectorado del Distrito Universitario la autorización para establecer una escuela primaria particular de niños en el Centro Obrero, oficialmente nominada Escuela de niños Nueva o Colegio de Educación Científica y Racional. Fernando Mata Povedano era el director y maestro particular encargado de la misma. Además, era corresponsal en Montemayor de la Librería Luque, de la que adquiría libros para sí, para su labor instructiva y para venderlos, tanto en la localidad como en poblaciones de los alrededores durante sus ferias, a las que se desplazaba en bicicleta. Muchos de ellos los regalaba a sus alumnos que, aún hoy día, ya mayores, lo recuerdan con un especial cariño.

El 22 de junio de 1927 contrajo matrimonio con María de los Ángeles Basilia Mata Carmona. Por entonces, estaba domiciliado en la calle Barrera número 25.

En 1928 envía dinero para una campaña pro presos anarquistas a La Revista Blanca. En la localidad, desde mediados de 1929 se aprecia un proceso de revitalización del elemento obrero, al reanudar el Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios su tarea negociadora de las condiciones laborales con los patronos y en el otoño de 1930, período de gran virulencia social, la lucha alcanzará renovados bríos con la declaración de una huelga general para el 3 de octubre. Por entonces, Fernando Mata Povedano era el secretario de la sociedad.

En la madrugada del 23 de enero de 1931, aunque no queda constancia de los motivos, será detenido en el Arresto Municipal por disposición del Gobernador Civil junto a 7 vecinos más, en lo que parece ser la Junta Directiva, o al menos la mayor parte, del Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios.

Para entonces, Fernando Mata Povedano y su familia residían en la calle Capilla [Juan Pedro Carmona], en la planta de arriba del domicilio social del Centro Obrero, donde continuaba desempeñando la labor de maestro particular en su escuela, recibiendo por esta labor 3,50 pesetas diarias. Aunque contaba con cobertura legal desde años anteriores, su funcionamiento se autorizó legalmente durante la II República por una disposición del Consejo Provincial de Primera Enseñanza de 2 de diciembre de 1931. Su mujer se encargaba de la limpieza de las dependencias del Centro y para entonces el matrimonio tenía una hija, Helia.

1- Fernando Mata Povedano, concejal.

De ideas anarcosindicalistas, participa como candidato -al igual que muchos otros montemayorenses de esta misma ideología- en las elecciones municipales de 12 de abril de 1931, siendo el cuarto concejal electo más votado, con 318 sufragios.

Fernando Mata Povedano fue nombrado Primer Teniente de Alcalde. De su actuación política en el Ayuntamiento cabe reseñarse que fue designado vocal concejal de la Junta Conciliadora del Arbitrio sobre productos de la Tierra, Utilidades de Comercio e Industria y profesiones; presidente de la Comisión de Hacienda; formó parte de la Comisión de fiestas de la Feria de 1931 a 1934 y, a pesar de las escasas posibilidades económicas existentes, a propuesta suya se acordó la confección de un listado de familias pobres con derecho a asistencia médico-facultativa gratuita. Asimismo, será designado para formar parte del Consejo Local de Primera Enseñanza en representación del Consistorio.

A primeros de 1932 fallece su pequeña hija Helia, siendo su sepelio laico. En la sesión de 14 de enero y a propuesta de la Presidencia, la Corporación hizo constar su sentimiento por esta pérdida. Ese año formó parte de la Comisión creada para la celebración del Día del Libro y de la Junta para la consecución de una Biblioteca Municipal, proyecto que no se conseguirá hasta 1936.

En 1933, se personará en Madrid junto al Alcalde, Rafael Porras Berral, para gestionar en los Ministerios de Agricultura y de Instrucción Pública tanto la ocupación temporal del cortijo de Mingo Hijo como la solicitud de la subvención para la construcción del grupo escolar.

En la sesión de 18 de octubre de 1934, será suspendido de sus funciones de concejal, junto a ocho ediles propietarios más, por el Gobernador Civil, José Gardoqui y Urdanivia. Este mismo año ingresará en el recién creado Partido Sindicalista de Ángel Pestaña Núñez.

Tendrá una activa participación en la campaña electoral para las elecciones legislativas de 16 de febrero de 1936. El día 26 de enero presidió un mitin del Frente Popular en el Centro obrero en el que tomaron parte oradores comunistas y socialistas y fue interventor de esta candidatura.

2- Fernando Mata Povedano, Alcalde.

El programa del Frente Popular incluía la reposición de los Ayuntamientos elegidos en las elecciones de 12 de abril de 1931. En la sesión extraordinaria de 20 de febrero se reintegran los 9 ediles hasta ahora suspendidos gubernativamente, entre ellos Fernando Mata Povedano, que en la sesión de 21 de febrero propone y se acuerda por unanimidad dirigir un telegrama de salutación al Presidente del Consejo de Ministros, pidiéndole la libertad de los presos políticos y sociales y un alojamiento forzoso de los obreros en paro de la localidad. En la sesión extraordinaria de 22 de febrero resulta elegido Alcalde por unanimidad tras la renuncia de Antonio Carmona Jiménez, designado en la sesión del día anterior. Fernando Mata Povedano también ocupará la presidencia de la Comisión de Hacienda.

Para entonces, tenía 34 años y era padre de una hija. Continuará desarrollando su labor docente, aunque rebaja la cuota del alumnado a la mitad.

En los apenas cinco meses que estará al frente de la Alcaldía, llevará a cabo un impulso de las obras públicas y de la Reforma Agraria para paliar los efectos del paro estacional, conseguirá el inicio de la ejecución de un grupo escolar y desarrollará una política de arbitraje en la problemática social entre patronos y obreros.

En cuanto a la Reforma Agraria, el 5 de abril una comisión integrada por Fernando Mata Povedano en su condición de Alcalde, el Secretario del Ayuntamiento y dos integrantes del Comité del Frente Popular de la localidad se trasladó a Madrid a gestionar la aplicación inmediata de la Reforma Agraria en Montemayor ante el Director General del Instituto de Reforma Agraria, consiguiendo el asentamiento de 54 cabezas de familia en el cortijo de Mingo Hijo.

La actuación estrella de la Corporación municipal durante el período del Frente Popular fue la adjudicación y el inicio de la ejecución del grupo escolar, que a propuesta del Alcalde se acordó que llevara el nombre de Francisco Ferrer Guardia. Fernando Mata Povedano será el alma mater de este proyecto que, tras una tentativa fallida en 1931 por la falta de firmeza para acometer una operación de crédito, iniciará su recorrido con una moción suya presentada al pleno el 4 de agosto de 1932. El proyecto, obra del arquitecto e histórico dirigente socialista Francisco Azorín Izquierdo, tendrá un recorrido largo y plagado de obstáculos, quedando paralizado tras la suspensión de los 9 concejales depuestos por el Gobernador Civil. Hubo que esperar a la reposición de los concejales suspendidos para que se aprobase el expediente de construcción y la celebración de la subasta para la contratación de las obras, iniciándose su construcción el primero de junio. Sin embargo, el Golpe de Estado imposibilitará que esta obra llegue a ser una realidad, ya que se abortó la misma por las autoridades del Nuevo Estado. Tendrán que pasar más de 40 años para que Montemayor disfrute de una cosa parecida. Con esta pérdida, Montemayor se vio privado de un proyecto destinado a erradicar el analfabetismo infantil.

3- La detención y el asesinato.

Al anochecer del sábado 18 de julio de 1936, unos números de la Guardia Civil al mando del Teniente Cristóbal Recuerda Jiménez procedentes de Fernán-Núñez se trasladan en automóvil hasta Montemayor. Se dirigen en primer lugar al Ayuntamiento, donde detienen a Fernando Mata Povedano. Junto a 8 vecinos más, será trasladado a la cárcel de Córdoba, siendo asesinado el 26 de septiembre de 1936 y enterrado en el Cementerio de San Rafael.

Con su asesinato se borraba de la historia su figura política y su labor en el ámbito de la instrucción pública: el Grupo Escolar Ferrer Guardia y la escuela de niños del Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios. Esta sociedad contaba con una biblioteca compuesta de un centenar de libros, que también acabó siendo quemada, salvo los volúmenes que fueron requisados.

Hubo que esperar al lunes 22 de octubre de 2007 para que su figura obtuviera un reconocimiento público. Dentro de la Jornada sobre Educación y Memoria Histórica, organizada por las Consejerías de Educación y de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, en el Palacio de Congresos de Granada se le rindió un homenaje junto a casi medio millar de aquellos maestros y maestras que fueron represaliados. Su hija Herminia recibió un diploma con el siguiente texto:

El Pueblo Andaluz y en su nombre el Presidente de la Junta de Andalucía quiere rendir homenaje, con toda solemnidad, honor y reconocimiento, a D. Fernando Mata Povedano por su entrega a la educación, la causa de la libertad y la democracia durante la IIª República, la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Su compromiso en aquellos años, es hoy ejemplo de generosidad y auténtico amor a la patria. Con su esfuerzo, que mantuvo viva la llama de la libertad, nació la España democrática de hoy, testimonio vivo de su tenaz lucha por defender la convivencia de los hombres y mujeres libres.

Por todo ello, y como símbolo de recuperación de nuestra memoria histórica, el Pueblo Andaluz les tendrá gratitud infinita y siempre permanecerán como ejemplos de dignidad y valentía.

Gracias a esta pedagogía obrerista y emancipadora representada en Montemayor por Fernando Mata Povedano, el jornalero por primera vez se sintió persona. Ni que decir tiene que este cambio de roles no fue aceptado por el dominador tradicional, que afiló sus armas a la espera de la ocasión propicia: el 18 de julio de 1936. Se truncaba así aquella pedagogía y se aniquilaba aquel protagonismo de la masa. Por ello se persiguió con saña y se asesinó a los maestros laicos, modernos, librepensadores, progresistas o racionalistas. Figuras como Fernando Mata Povedano, José Sánchez Rosa, Antonio Muñoz Benítez, Benito Córdobés Erencia y tantos otros, sin más carga acusatoria que haber instruido a los humildes del agro andaluz

Francesc Callol Pascual (1906-1998)

Nacido en L’ Escala (Alt Empordà, Girona). También conocido como “Maurici“, apodo heredado de su padre, que había regentado el café del centro republicano ubicado en la actual Can Llonch y a quien llamaban Maurici Surinyac. Su madre era Narcisa Pascual. Y él era el tercer y único hijo superviviente, pues sus dos hermanas murieron.

Durante la entrevista para L’ Escalenc, Butlletí Cultural i Informatiu, nº 108, mayo de 1989, p. 10.

Fue al colegio y a los 10 años pasó a la escuela libre de Can Figueres, en la calle de la Torre, donde recibió clases del maestro Sala. A los 13 años se hizo a la mar para pescar hasta los 16. Mientras tanto, también aprendía el oficio de barbero en los bajos de can Maranges y comenzó a escribir en Acción Social Obrera de Sant Feliu de Guíxols con apenas 15 años. Pasó cinco meses en Francia, en un pequeño pueblo donde sustituyó al barbero de la localidad y aprendió algo de francés.

En el invierno de 1923, ya durante la Dictadura de Primo de Rivera, fue a trabajar a Barcelona. Fue detenido junto a un amigo por pertenecer a la CNT y, al no quedar sitio en la cárcel, fueron encerrados en la habitación donde el personal de limpieza guardaba sus enseres. A la mañana siguiente una señora que abrió el cuarto los dejó escapar.

Nuestro hombre cruzó la frontera y se escondió durante tres o cuatro meses en Perpiñán, desde donde pasaba clandestinamente el periódico El Libertario a través de la montaña hasta Portbou. De vuelta a L’ Escala, organizó junto a otros compañeros y compañeras un servicio para pasar a gente a Francia por mar, hasta que fue a dar con sus huesos a la cárcel.

Probablemente, en el ateneo Víctor Català, en el Port d’en Perris, L’ Escala. Fuente: L’ Escalenc, Butlletí Cultural i Informatiu, nº 108, mayo de 1989, p. 10.

Proclamada la II República salió de prisión y continuó afecto al Sindicato de L’ Escala, donde destacan por entonces los hermanos Donjó. Fue nombrado secretario del Comité comarcal de Figueres y, luego de dos años, fue como delegado de la provincia al Comité regional de la CNT junto a un tal Font, de Sant Feliu de Guíxols. Sin embargo, afecto a la corriente treintista, dimitió de su cargo en el Pleno de la Regional catalana celebrado en Sabadell a finales de abril de 1932.

A la izqda., con sombrero. Fuente: L’ Escalenc, Butlletí Cultural i Informatiu, nº 108, mayo de 1989, p. 10.

A requerimiento de unos cuantos compañeros de l’ Escala, se hizo ocio del sindicato agrícola y organizaron una cooperativa que compraba las semillas al por mayor y mejoró las condiciones de vida de los campesinos de la localidad. Los 500 miembros del sindicato se afiliaron a la Unió de Rabassaires.

Fue detenido en su pueblo con motivo de los sucesos de octubre de 1934 y preso en Figueres durante 12 días.

El 19 de julio de 1936 formó parte de la cincuentena de hombres y mujeres que tomaron  el Ayuntamiento de L’ Escala para mantener la legalidad vigente y formar un Comité antifascista complementario, que se constituyó pese a la oposición del alcalde, que rechazó la propuesta.

A finales de julio entró a representar a la CNT en el Comité Comarcal de Campesinos de l’Alt Empordà (Sección Agrícola), formado por miembros de la CNT y el POUM. Estuvo en L’Escala hasta septiembre, cuando fue llamado a Figueres para controlar las requisas de ganado por parte de milicianos y militares. De vuelta, el 19 de septiembre se integró en el Comité Regional de Relaciones Campesinas de la CNT, en Barcelona, en representación de la provincia de Girona, y más tarde fue nombrado adjunto del secretario general.

Callol, en el centro, acompañado de los otros cuatro miembros del Comité Regional de Relaciones de Campesinos.

Participó en el Pleno Regional de Campesinos celebrado en Barcelona en enero de 1937, donde firmó la ponencia referida a la sindicación obligatoria del campesinado , decretada por la Generalitat de Cataluña el 20 de octubre de 1936.

Se destacó como firme defensor de la labor de las colectividades agrícolas, “obra de los sin tierra (“La cruzada contra las colectividades agrícolas”, Sembrador, Puigcerdà, nº 34, 14-3-1937, p. 7).

Como responsable de la mencionada Sección Agrícola antifascista del Alt Empordà, hablaba media hora semanal en Radio CNT-FAI:

En nuestra tierra, diseminadas en distintas comarcas, existían grandes haciendas donde trabajaban infinidad de mozos, jornaleros, pastores y que en ciertas temporadas contrataban a la totalidad de los jornaleros de las localidades colindantes, pagándoles con un jornal de hambre a cambio de unas jornadas de trabajo intensivo, agotador, que principiaban con la salida del sol y acababan cuando la oscuridad les impedía todo trabajo.

“La situación del campo antes y después del movimiento sedicioso”, transcripción aparecida en Boletín de Información CNT-FAI, Barcelona, nº 292, 23 junio 1937, p. 2En CÁRDABA CARRASCAL, 2001, p. 161.

Pretendía hacer llegar a los oyentes que en Cataluña también había jornaleros antes del 19 de julio, y que éstos también tenían derecho a su parte en la revolución. Por eso añadía que la revolución no podía hacerse parcialmente y los que no tenían tierras, a pesar de pasarse la vida trabajando las de los demás o la que los otros tenían en arrendamiento, impulsados lógicamente por unas necesidades a satisfacer y unos derechos a vigorizar, hicieron también su revolución creando las Colectividades Agrícolas, “que son en estos momentos los organismos propulsores y mantenedores de la revolución campesina, la consecuencia genuina de la Revolución Social que estamos realizando conjuntamente con el proletariado industrial”.

(…) se ha dicho que para hacer posible la constitución de las colectividades, fue preciso en muchos casos, apropiarse de la producción existente en las fincas incautadas, y preguntamos nosotros: ¿Es acaso un crimen apoderarse de las reservas económicas de los propietarios o de la producción almacenada y de la cosecha pendiente, cuando aquellas reservas y aquella producción, era el producto de la explotación de que se venía haciendo objeto al actual incautador?

Ibid., pp. 165-166.

En agosto seguía hablando en Radio CNT-FAI y mitineó en Barcelona (sala Gran Price), Tarragona (Flix), etc. Colaboró, además, en Solidaridad Obrera de Barcelona y en Sembrador de Puigcerdà.

A finales de septiembre de 1937 fue nombrado miembro del Consejo de Agricultura de la Generalitat de Catalunya en representación de la CNT, aunque a mediados de octubre fue obligado a dejar el Partido Sindicalista o dimitir. Abandonó porque no quería abandonar el partido y, además, había sido nombrado por la delegación de Girona.

Solidaridad Obrera, Barcelona, 15-8-1937 (en el ejemplar de 17-8-1937 pude leerse su intervención).

Dentro del partido, fue secretario general de la Federación catalana del PS y colaboró durante tres meses en Mañana, su vocero editado en Barcelona, haciendo labores de director y redactor en jefe. En febrero de 1938 fue nombrado secretario municipalista del Comité Nacional. Y fue secretario de la Cooperativa Puertaferrisa, fundada por el PS en Barcelona.

Finalmente, se fue voluntario al frente y fue nombrado comisario de batallón. Estuvo en Aragón como secretario de brigada y combatió en la batalla del Ebro. En la retirada llegó hasta Torroella de Montgrí, desde donde se dirigió a Francia. Inseparable de Emili (?) Saliné y de Vicenç Tarradell, durante la caída de Cataluña jugó un papel fundamental en la evacuación de heridos de guerra por mar, vía L’Escala.

En enero de 1945 aún figura como secretario del PS en un Pleno del Comité Nacional ampliado, reunido en Toulouse (Francia).  

Fuentes:

–  CALLOL, Francisco: “La situación del campo antes y después del movimiento sedicioso”, transcripción aparecida en Boletín de Información CNT-FAI, Barcelona, nº 292, 23 junio 1937, p. 2. En CÁRDABA CARRASCAL, Marciano (2001): Colectividades agrarias en la región de Girona, 1936-1939 [tesis doctoral]. Universitat de Girona. Disponible en https://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/52980/tmcc.pdf?sequence=5&isAllowed=y (consultada el 27-10-2019).

– “Conversa amb… Francesc Callol”, L’ Escalenc, Butlletí Cultural i Informatiu, nº 108, mayo de 1989, pp. 10-11. Disponible en bibgirona.cat (consultado el 31-10-2019).

– “Crónica: Cooperativa del PS”, Mañana , nº 99, 27-11-1937, BarcelonaEn SANTOS SANTOS, María Cruz (2012): Ángel Pestaña “Caballero de la Triste Figura”, Stuttgart: Editorial Académica Española.
 
– Fichas de Francisco Callol, DNSD-SECRETARIA, FICHERO, 9, C0029592, 93 y 94.

– Hemeroteca digital de La Vanguardia, 3-2-1938 y 5-3-1938, Barcelona.

– ÍÑIGUEZ, Miguel (2008): Enciclopedia histórica del anarquismo español, vol. II. Vitoria: Asociación Issac Puente.

– MARTÍNEZ DE SAS, Mª Teresa; PAGÈS BLANCH , Pelai [coords] (2000): Diccionari biogràfic del moviment obrer als Països Catalans. Barcelona: Ed. Abadia de Montserrat.

– LÓPEZ ESTEVE, Manel (2013): Els fets del 6 d’octubre de 1934. Barcelona: Base.

– PEIRATS, Josep (1988): La CNT en la revolución española, vol. II. Madrid: Madre Tierra.

 – PONS PRADES, Eduard (1974): Un soldado de la República. Madrid: G. del Toro.

Vibraciones nº1, 11-6-1937, Figueres. 

Francisco Sabaté Planas (1897-196?)

Anarcosindicalista natural de Orpesa*, Castelló (1897).

Entre otros cargos, fue fundador y presidente de la Agrupación del Partido Sindicalista de Valencia capital en 1935, delegado al Pleno provincial de febrero de 1937 por la ciudad, con 1090 afiliados, y, desde verano de 1937, secretario general del Comité Ejecutivo Nacional. Cuando muere Pestaña, en el Congreso Nacional ampliado del PS, a finales de diciembre de 1937, es elegido Secretario Administrativo del partido.

Caricatura de Francisco Sabaté aparecida en el diario valenciano El Pueblo.

Fue pareja de la médica Amparo Poch y Gascón, quizá desde la Guerra Civil, con quien se reencontró en el exilio en septiembre de 1939, en Nimes, y vivieron juntos en el número 24 del Boulevard Victor Hugo. Ambos recibían una pequeña ayuda económica de la Legación Mexicana que les permitió sobrevivir durante aquellos primeros tiempos de penurias.

Entre su círculo de amistades, aparte los confederales Juanel y Lola Iturbe e hijos, encontramos a Marín Civera, presidente del Comité Ejecutivo Nacional desde la muerte de Pestaña en diciembre de 1937, así como a Francisco Lucas Fernández, Joaquín Cid, Sabino Rodríguez y sus respectivas compañeras. Una forma de supervivencia del grupo fue la confección de sombreros, el oficio de juventud de la pareja de Marín Civera; con ella y Dolores Bou, junto con la mujer de Sabino Rodríguez y, en ocasiones, la propia Amparo, montaron un taller clandestino.

En enero de 1943 se produjo una redada en toda Francia contra los refugiados españoles sospechosos de luchar contra los nazis. Sabaté fue detenido e internado en un Grupo de Trabajadores Extranjeros acantonado en Miramas, hasta la liberación de Francia en agosto de 1944. Fueron frecuentes las visitas de Amparo a Gaules á Blauzac (Gard), donde residía, ya que su salud era delicada.

Hacia finales de 1945 Amparo Poch y Francisco Sabaté se trasladaron a Toulouse. Él enfermó de gravedad años más tarde y Amparo lo cuidó hasta el final, hasta que decidió regresar a morir a Valencia; ella, que conocía su depuración profesional del Colegio Oficial de Médicos de Madrid desde 1941, decidió quedarse en Toulouse para poder ejercer de médica.

BIBLIOGRAFÍA

DE LERA, Ángel Mª (1978), Ángel Pestaña. Retrato de un anarquista. Barcelona: Argos Vergara.

GÓMEZ CADENAS, Concepción (2017), Ética, anarquismo y sexualidad en Amparo Poch y Gascón [tesis doctoral]. Madrid: Universidad Complutense, Facultad de Medicina, Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública. Disponible en: https://anarkobiblioteka2.files.wordpress.com/2016/08c389tica_anarquismo_y_sexualidad_en_amparo_poch_y_gascc393n_-_concepcic3b3n_gc3b3mez_cadenas-1.pdf (consultado el 26-10-2019).

PARTIDO SINDICALISTA (1937), Acta del Pleno provincial celebrado en Valencia los días 27 y 28 de febrero de 1937. Valencia: Guerri (copia obtenida de Instituto Internacional de Historia Social, signatura: Bro 153/8).

RODRIGO GARCÍA, Antonina (2002), Una mujer libre: Amparo Poch y Gascón, médica y anarquista. Barcelona: Flor del Viento Ediciones. – ABC, 30-12-1937, Madrid, pág.6. – La Libertad, 15-1-1935.

Nota:

*Sacamos el dato de un informe policial donde dice que es natural de ‘Ortesa’, localidad inexistente. Teniendo en cuenta que a Sabaté lo localizamos por primera vez en Valencia y que regresó allí desde su exilio francés para morir, quizá se refiera a Orpesa (Oropesa del Mar, Castellón). En Informes internos al Servicio de Seguridad del 31 de agosto de 1942, dirigidos al Comisionado de Policía de Nimes, informando información privada. 1 W 608: refugiados españoles rescatados por la legación mexicana: listas e instrucciones (1942-1944). Archivos Departamentales de Gard: Nimes. En Mateos, 1996, p. 286.

Ramón Baró Bosch (1909-?)

Anarcosindicalista del Sindicato de la Madera de la CNT.

Ramón Baró, 31-1-1938.

Nacido en Baronia de Rialb (Lleida) en 1909, residió durante muchos años en la calle Salmerón, 53 – 1º, de Barcelona.

Durante la Guerra Civil fue comisario del 266 Batallón de la 67ª Brigada Mixta.


Fue elegido secretario de Propaganda y Organización del PS de la Federación catalana del PS el 2 de febrero de 1938. .


Fuentes:

La Vanguardia, 3-2-1938, Barcelona, p. 4.

– Listado de Delegados Políticos del Ejército de la República. En http://www.combatientes.es/RelaciondeDelegadosPoliticos.htm (cosultado el 25-10-2019).

– Circular de la Federación catalana del PS, Barcelona, 4-2-1938. CDMH_PS_BAR_C1470_Exp. 008.

– PONS PRADES, Eduard (1974): Un soldado de la República. Madrid: G. del Toro, p. 156.

Mariano Serra Valero (1885-1936)

Natural de Zaragoza, metalúrgico y sindicalista.

En febrero de 1916 destacó en los debates del Congreso Obrero celebrado en Zaragoza y presidía la Sociedad de Obreros Metalúrgicos, afecta a la CNT. En 1919 representó al Sindicato Metalúrgico en el Congreso Nacional de la CNT, celebrado en Teatro de la Comedia, donde se adscribió a las tesis moderadas defendidas por Eleuterio Quintanilla. 

Con la Dictadura de Primo de Rivera, en 1924 reconvirtió el Sindicato en Sociedad de Metalúrgicos y la presidió, afiliándose a la UGT tras el paso de la CNT a la clandestinidad. Fue tesorero de la agrupación socialista de la ciudad. Cayó preso en diciembre de 1930 por la sublevación de Jaca.

Fue elegido concejal del ayuntamiento de Zaragoza por la Conjunción Republicano Socialista en tras las elecciones de abril de 1931. Y el 2 de mayo fue escogido vocal del Comité Directivo de la Federación Provincial zaragozana de Sociedades Obreras de la UGT. Sin embargo, en un artículo titulado “Observaciones”, publicado en el semanario socialista zaragozano Vida Nueva el 7-11-1931, muestra su desacuerdo con la línea sindical socialista. En 1932 ya no aparece en la junta de Sociedades, aunque continuara representando al PSOE en el Ayuntamiento.

Fue destituido de su cargo de concejal tras la Revolución de Octubre de 1934. En enero de 1936 abandonó el PSOE y lo encontramos ya como colaborador habitual en el periódico El Sindicalista, vocero del Partido Sindicalista (PS). Cuando fue repuesto como concejal, en febrero de ese año, lo hizo en representación del PS, lo que valió duras críticas de sus antiguos compañeros (“Sobre un cambio de postura”, Vida Nueva, 22-2-1936, p. 3). Según el acta de la sesión del pleno de día 21:

Serra intervino para hacer constar que desde estos momentos el Ayuntamiento estaría constituido por una minoría más, ya que él ostentaría la representación de la Agrupación Sindical de Zaragoza, la que estaría identificada con la minoría socialista

Al triunfar el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 fue detenido y fusilado en Zaragoza el 23 de diciembre de ese mismo año, a los 51 años. Fue enterrado en una fosa del cementerio de Torrero (Memorial del Cementerio de Torrero, placa 2532).

Placa conmemorativa en la fachada principal del Ayto. de Zaragoza, descubierta el 29-9-2017.

Imagen de entrada: Fundación Pablo Iglesias.

Agradecimientos al historiador Héctor Vicente Sánchez por la documentación aportada. Entre ésta, la siguiente foto:

Sepultura actual.

Fuentes:


– Archivo de actas de sesiones del Ayuntamiento de Zaragoza. Disponible en http://www.zaragoza.es/ciudad/usic/archivo/actas_xx.htm?fbclid=IwAR2UtkBiwAgKLSCOZT8pBA-Ty2PwO9SanrzA2k8YMJCnX68BpLdxtc2qLHo (consultado el 24-10-2019).

– Hemeroteca de la Institución Fernando el Católico: Vida Nueva. Órgano del Partido Socialista Obrero y de la Unión General de Trabajadores. Zaragoza. Disponible en https://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/28/58/vidanueva235.pdf?fbclid=IwAR3J4yFgBeSa4-52kWBgL2zAwE47Kg8FdjXPD4VRaxd5lO6VXyQDxY8TGyE (consultado el 24-10-2019).

–  LAFOZ RABAZA, Herminio (2007): Dirigentes y cuadros socialistas y de la UGT en Aragón (1931-1939). Zaragoza: Fundación Bernardo Aladrén.

– “Serra Valero, Mariano”, Con Nombre & Apellidos. Disponible en https://connombreyapellidos.es/victima/serra-valero-mariano/ (consultado el 24-10-2019).

– “Serra Valero, Mariano”, Fundación Pablo Iglesias. Disponible en http://www.fpabloiglesias.es/archivo-y-biblioteca/diccionario-biografico/biografias/6776_serra-valero-mariano (consultado el 24-10-2019).

–  VICENTE SÁNCHEZ, Héctor: “El ayuntamiento republicano de Zaragoza: Represión y olvido” [comunicación], Jornadas derechos humanos y memoria histórica, 23 y 24-2-2012. Aula Magna de la Facultad de derecho. Universidad de Zaragoza.

Algunos apuntes sobre la filiación política de Amparo Poch y Gascón

A menudo se ha pasado de puntillas por la adscripción política de la pedagoga y médica anarcosindicalista Amparo Poch y Gascón (Zaragoza, 1902 – Toulouse 1968) en el Partido Sindicalista (PS). Aún hoy seguimos sin conocer la forma, el momento ni las motivaciones de su incorporación; nosotros no hemos encontrado siquiera su nombre en las listas disponibles de afiliación a la Sección Femenina.

Algunas autoras como Martha Ackelsberg (2005, p. 122) la vinculan al treintismo o sector moderado del anarcosindicalismo durante los primeros años de la II República española. Aunque no colaborara en su prensa, sí publicó textos divulgativos sobre medicina, sexualidad y puericultura en revistas como Orto (1932) o en los Cuadernos de Cultura (1932), donde se refleja bien la postura sindicalista y el afán de formación de la clase obrera de su editor y director, Marín Civera Martínez (Valencia, 1900 – Ciudad de México, 1975). Nuestra protagonista trabó amistad con este economista y teórico del sindicalismo, más tarde fundador y principal ideólogo del PS, y ello quizá influyera en su decisión de integrarse en el partido. Como curiosidad, cabe recordar que Civera fue quien ayudó a difundir la revista Mujeres Libres en Valencia cuando comenzó a publicarse en 1936.

En cambio, menos probable es que influyera su relación de pareja con Francisco Sabaté Planas (Orpesa* , Castelló, 1897 – Valencia, 196?), un cenetista que, entre otros cargos, fue fundador y presidente de la Agrupación del PS de Valencia capital en 1935 y, desde verano de 1937, secretario general su Comité Ejecutivo Nacional. Desconocemos cuándo se conocieron, pero nos inclinamos a pensar que lo hicieron más tarde, durante la guerra.

Caricatura de Francisco Sabaté aparecida en el diario valenciano El Pueblo.

Fracasado en golpe de Estado de julio de 1936, en agosto la encontramos ya completamente integrada en el partido:

– Se enroló en el 9º Batallón del Regimiento Ángel Pestaña, milicia creada por el PS en Madrid. Como doctora miliciana, atendía en los hospitales de campaña que se situaban próximos a la zona de combate, muchas veces una simple sala de hospital improvisada en alguna casa del pueblo. Consta su presencia al menos hasta comienzos de diciembre. Asimismo, la encontramos en el hospital de sangre del Frontón Recoletos, instalado por el Ateneo Libertario de Delicias.

– Desde comienzos de mes escribió y formó parte del consejo de redacción en El Sindicalista, principal periódico del partido, con sede en Madrid, así como en el diario Mañana de Barcelona desde marzo de 1938, donde disponía de la sección Cuentos de «Mañana», firmada con su pseudónimo Dra. Salud Alegre.

– Desde el 26 de agosto representó al PS en la Junta de Protección de Huérfanos de Defensores de la República, creada por el ministerio de Instrucción Pública. Según una nota de la prensa del partido, a más de la preparación académica de Amparo, fue su “inteligencia clarísima y un fervor por nuestra causa puestos de manifiesto en su obra de todos los días”* lo que propició su elección en el último momento.

Cuando se trasladó a vivir a Barcelona, a finales de 1937, algunas noches se quedaba a dormir en casa de compañeras de partido por razones de seguridad, ya que la ciudad estaba casi a oscuras por temor a los bombardeos. Nos referimos al domicilio de Antonia de Reus, la primera mujer nombrada presidenta de Jurados Mixtos en Cataluña, o el de Gloria Prades, vicepresidenta del Comité Catalán de Ayuda a Euskadi.

El contacto con las compañeras y compañeros del PS nunca lo perdió. Cuando se exilió en Francia al concluir la Guerra Civil, y tras pasar unos meses en Prats de Molló, en septiembre se reencontró con Sabaté en Nimes y vivieron juntos en el número 24 del Boulevard Victor Hugo. En esta ciudad del sur de Francia ya se dedicó a poner inyecciones y a cuidar en lo posible de compatriotas enfermos. Trabajaba también en una fábrica textil y ganaba algún dinero extra pintando postales, cosiendo o haciendo manualidades. Recibían además, Sabaté y ella, una pequeña ayuda económica de la Legación Mexicana.

Entre su círculo de amistades, aparte los confederales Juanel y Lola Iturbe e hijos, encontramos de nuevo a Civera, presidente del Comité Ejecutivo Nacional desde la muerte de Pestaña en diciembre de 1937, así como a Francisco Lucas Fernández, Joaquín Cid, Sabino Rodríguez y sus respectivas compañeras. Una forma de supervivencia del grupo fue la confección de sombreros, el oficio de juventud de la pareja de Marín Civera; con ella y Dolores Bou, junto con la mujer de Sabino Rodríguez y, en ocasiones, la propia Amparo, montaron un taller clandestino.

En enero de 1943 se produjo una redada en toda Francia contra los refugiados españoles sospechosos de luchar contra los nazis. Sabaté fue detenido e internado en un Grupo de Trabajadores Extranjeros acantonado en Miramas, hasta la liberación de Francia en agosto de 1944. Fueron frecuentes las visitas de Amparo a Gaules á Blauzac (Gard) , donde residía, ya que su salud era delicada.

En 1944, además, Amparo visitó a Gloria Prades, amiga y militante del PS asentada en Blomac, pueblecito del Aude, donde compartió el pan y la sal con ella y con María Espés y Azucena Pestaña, compañera e hija de Pestaña respectivamente.

Hacia finales de 1945 Amparo Poch y Francisco Sabaté se trasladaron a Toulouse. Él enfermó de gravedad años más tarde y Amparo lo cuidó hasta el final, hasta que decidió regresar a morir a Valencia; ella, que conocía su depuración profesional del Colegio Oficial de Médicos de Madrid desde 1941, decidió quedarse en Toulouse para poder ejercer de médica.

Imagen de cabecera: Mitin el 16-II-1937, en que intervino en representación de Mujeres Libres.  

BIBLIOGRAFÍA

ACKELSBERG, Martha A. (2005), Free Women of Spain: Anarchism and the Struggle for the Emancipation of Women. Oakland/ Edinburgh: AK Press. Disponible en: https://anarkobiblioteka3.files.wordpress.com/2016/08/mujeres-libres-en-inglc3a9s-martha-ackelsberg.pdf

DE LERA, Ángel Mª (1978), Ángel Pestaña. Retrato de un anarquista. Barcelona: Argos Vergara.

GÓMEZ CADENAS, Concepción (2017), Ética, anarquismo y sexualidad en Amparo Poch y Gascón [tesis doctoral]. Madrid: Universidad Complutense, Facultad de Medicina, Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública. Disponible en: https://anarkobiblioteka2.files.wordpress.com/2016/08/c389tica_anarquismo_y_sexualidad_en_amparo_poch_y_gascc393n_-_concepcic3b3n_gc3b3mez_cadenas-1.pdf

MATEOS FERNÁNDEZ, Juan Carlos (1996), Bajo el control obrero. La prensa diaria en Madrid durante la guerra civil, 1936-1939 [tesis doctoral]. Madrid: Universidad Complutense, Facultad de Ciencias de la Información. Disponible en: http://webs.ucm.es/BUCM/tesis//19911996/S/3/S3002401.pdf

NAVARRO NAVARRO, Francisco Javier (2004), A la revolución por la cultura: prácticas culturales y sociabilidad libertarias en el País Valenciano, (1931-1939). Valencia: Publicacions de la Universitat de València.

PARTIDO SINDICALISTA (1937), Acta del Pleno provincial celebrado en Valencia los días 27 y 28 de febrero de 1937. Valencia: Guerri (copia obtenida de Instituto Internacional de Historia Social, signatura: Bro 153/8).

RODRIGO GARCÍA, Antonina (2002), Una mujer libre: Amparo Poch y Gascón, médica y anarquista. Barcelona: Flor del Viento Ediciones.

HEMEROGRAFÍA:

Hemeroteca digital ABC.

Hemeroteca digital Biblioteca Nacional de España: La Libertad (Madrid).

Notas:

* Sacamos el dato de un informe policial donde dice que es natural de ‘Ortesa’, localidad inexistente. Teniendo en cuenta que a Sabaté lo localizamos por primera vez en Valencia y que regresó allí desde su exilio francés para morir, quizá se refiera a Orpesa (Oropesa del Mar, Castellón). En Informes internos al Servicio de Seguridad del 31 de agosto de 1942, dirigidos al Comisionado de Policía de Nimes, informando información privada. 1 W 608: refugiados españoles rescatados por la legación mexicana: listas e instrucciones (1942-1944). Archivos Departamentales de Gard: Nimes. En Mateos, 1996, p. 286.

*El Sindicalista, 21-08-1936, Madrid, p. 4. En Rodrigo, 2002, p. 111.