Nuevo libro sobre Á. Pestaña

Destacado

El pasado 11 de diciembre se cumplió el 82 aniversario de la muerte de una de las figuras más relevantes de la historia del movimiento obrero español, Ángel Pestaña. Coincidiendo con la efeméride, os anunciamos que a principios de 2020 Piedra Papel Libros publicará Ángel Pestaña, falangista. Anatomía de una mentira histórica, un libro, sin duda necesario, del historiador Sergio Giménez (colaborador del portal de divulgación Ser Histórico. Portal de Historia y responsable del presente blog).

«Han sido más de tres años de trabajo y de batalla (cambio de editorial incluido) dedicados a escribir una amplia biografía del anarcosindicalista leonés y a explicar lo que fue su Partido Sindicalista, para después limpiarle la roña falangista y recolocarlo donde siempre estuvo: frente a todo tipo de totalitarismo y, en este caso, contra el fascismo.

Con todo, el resultado no hubiera sido el mismo —no es falsa modestia, os lo aseguro— sin la colaboración de quienes leyeron el borrador y/o respondieron mis consultas. Me refiero a Jesús Díaz Herrera, autor del prólogo. A María-Cruz Santos, quizá la persona que mejor conozca al berciano. A Miguel A. Varela, apasionado también por su figura. A los compañeros de Ser Histórico. Portal de Historia, en especial Luismi García, Fran Andújar y Fran Fernández, quienes me ayudaron a tomar distancia para abordar mejor algunos asuntos. A Marcelo Guillén, que me dejó leer su trabajo inédito de fin de máster Una aproximación a la ideología del Partido Sindicalista (Universidad de Valencia, 2015). A Carlos Díaz, que me puso en contacto con antiguos miembros del Partido Sindicalista reconstituido tras el franquismo, entre ellos Javier Espinosa y Paco Zugasti, quienes nos aportan su testimonio. Y a Antonio Eduardo Pascual Martínez (Sit tibi terra levis), con quien mantuve largas conversaciones que me permitieron escudriñar el ideario de un militante de la Falange Española de las JONS (Auténtica) durante los años de la —mal llamada— Transición.

Por último, quisiera dar las gracias a Jordi Maíz por mantener las puertas abiertas de su Calumnia Edicions. A Araceli Pulpillo, diseñadora de la cubierta. Y a mi editor, Juan Cruz, quien me puso en trato con la familia Pestaña y confió en el proyecto a pesar de los pesares.»

Ya a la venta en librerías de confianza y en la web de Piedra Papel Libros.

Biblioteca de la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo, en Madrid.

El médico ante la vida [nuevo libro de Amparo Poch]

Con motivo del 8-M, la editorial mallorquina Calúmnia acaba de publicar un nuevo librito de su colección Estel Negre, titulado El médico ante la vida (2020) y escrito por la doctora Amparo Poch y Gascón.

Los cinco textos contenidos en el libro fueron publicados en el diario republicano madrileño La Tierra durante la primavera de 1935. Excepto uno, pertenecen a la serie titulada El médico ante la vida, en que la autora relata episodios cotidianos en el ejercicio de su profesión donde laten algunas de las cuestiones políticas, sociales y culturales que más le inquietaron, entre ellas el amor libre, el pacifismo, los límites del oficio en su implicación personal con las y los pacientes o la mayor vulnerabilidad de las hijas e hijos de la clase obrera ante las enfermedades.

Edición: Jordi Maíz. Estudio preliminar: Sergio Giménez.

AMPARO POCH Y GASCÓN (ZARAGOZA, 1902–TOULOUSE, 1968)

Médica anarcosindicalista, feminista y pacifista, entregada de lleno a la salud y los derechos de la infancia y de las mujeres trabajadoras. Entre otras funciones, fue presidenta la Liga Hispánica contra la Guerra (sección española de la War-ResistersInternational), cofundadora de la revista Mujeres Libres y de su organización homónima, y consejera de Asistencia Social en el Ministerio de Sanidad de FedericaMontseny durante la Guerra Civil. Escritora, poeta, pedagoga,periodista y divulgadora, nos dejó lanovela Amor(1923); una Cartilla de Consejos a las Madres(1931); los tratados La vida sexual de la mujer: pubertad, noviazgo, matrimonio (1932) y Niño (1937); el prólogo a El matrimonio libre, de Pedro Ribelles Pla (1937); poemas, dibujos y más de un centenar de artículos de prensa.

“La casita blanca”, primer texto original de Ángel Pestaña

El 19 de mayo de 1910 ya encontramos su primer artículo de prensa, aparecido en el semanario anarquista Tierra y Libertad y titulado “El comunismo entre los mormones”; sin embargo, este texto no es sino la transcripción de otro aparecido en francés en el diario Le Cri d’ Alger (Santos, 2012).

La casita blanca” también fue escrito desde Argel, donde residió el berciano desde 1909 hasta 1914. Apareció en Pro-Patria, semanario español de unión franco-española y alianza latina, dirigido por Francisco de Asís Cabrera, un militar alicantino veterano de la Guerra de Cuba, y el nombre evoca una organización irredentista italiana paralela. Desconocemos cómo Pestaña llegó a publicar el texto y no volvió a colaborar más con dicha publicación.

Fuente: https://gallica.bnf.fr

LA CASITA BLANCA

Después de haber concluido mi trabajo cotidiano, salí de mi casa en busca de oxígeno para mis pulmones y entretenimiento de mis pensamientos.

Me encaminé hacia la Villa. Durante mi camino, ni las carcajadas sonoras de las mozas que pasaban por mi lado, ni el continuo ir y venir de las gentes de negocios, marchando con rapidez acelerada, ni el chasquido que produce el látigo del carretero cuando arrea, ni el incesante tran tran de los tranvías eléctricos, podían sustraer de mi mente el pensamiento que la ocupó todo el día. todo esto pasaba por mi lado o ante mi vista sin que yo le prestara atención, molestándome en vez de distraerme.

Después de haber cruzado algunas calles, apareció ante mi vista el puerto y en su bocana un vapor que majestuoso avanzaba con rumbo al punto de su amarre. Sobre cubierta todo era agitación; el Capitán, desde el puente, daba órdenes que los marineros ejecutaban con rapidez; los pasajeros hablaban con animación, los unos recordando su anterior estancia en Argel, los otros elogiando el panorama que presenta la Villa y sus alrededores, admiración que produce a los que llegan a esta capital africana, en la que tanto sufrió el inmortal Cervantes.

Todo esto, aunque me llamó la atecnión, no logró despejar mi cerebro, no obstante su atractivo, y dirigí mis ojos hacia el horizonte, hacia la inmensa llanura de agua, pues era ella, sólo ella, la que me separa del terruño que me vio nacer; ella la que me separa de aquella blanca casita, en la que mi idolatrada madre arrulló los primeros sueños de mi infancia y por la que tanto suspiro.

Me parece que fue ayer cuando mi padre nos dijo: “No hay más remedio, hijos míos: es necesario abandonarlo todo, las necesidades obligan; grande es el amor que tengo a estos árboles que me dieron sombra cuando en los momentos de reposo os tenía en mis brazos después de regresar del campo. Siempre suspiraré por ti, ¡oh, pequeña y blanca casita de mis amores!, cuando en país extranjero vengan las horas de melancolía y me acuerde de los plácidos días pasados bajo tu techo; pero es necesario… es necesario…”. Y un raudal de lágrimas inundaba las tostadas y ya arrugadas mejillas de aquel pobre campesino; pero no había más remedio que abandonarlo todo… ¡No lo había!

Aquellas palabras, aquel llanto lo tengo grabado en mi memoria con carácteres imborrables, y aquel amor al terruño, a la casita blanca, lo tengo en mi corazón. Nada han podido hacer por extinguirlo los años de ausencia forzosa, lo siento en mí y en vez de disminuir con el tiempo, se desarrolla en mi alma con una pasión asombrosa.

¡Oh, amor al terruño! ¡Oh, recuerdo grato de mi casita blanca!

Ángel Pestaña,

Argel y julio de 1910.

Pro-Patria, núm. 4, 7 de julio de 1910, pp. 13-14. Disponible en: https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6337390c/f13.item.r=%C3%A1ngel%20pesta%C3%B1a.zoom (consulta: 22-2-2020).

Bibliografía:

VILAR, Juan Bautista (1989), Los españoles en la Argelia francesa (1830-1914). Murcia: Universidad, Centro de Estudios Históricos, CSIC.

SANTOS , María-Cruz (2012): Ángel Pestaña “Caballero de la Triste Figura”.Sttutgart: Editorial Académica Española.

‘Las doce pruebas de la inexistencia de Dios’, obra de Sébastien Faure traducida por Pestaña

Las doce pruebas de la inexistencia de Dios’, obra del pedagogo, escritor y filósofo anarquista Sébastien Faure, es una conferencia originalmente de 1908 y que se publicó en Francia en 1914. Faure la repitió muchas veces y durante años por toda Francia, por lo que en 1912 encontramos ya un folleto de respuesta.

En España se publicó en la Biblioteca la Biblioteca Tierra y Libertad en 1916, y fue Ángel Pestaña, que vivió varios años en Francia y en Argelia (colonia francesa), quien la tradujo al castellano. Más tarde aparecerían tres ediciones más en la misma colección, así como otras en El Obrero Moderno, Acracia, Vértice, El Sembrador, La Revista Blanca y, de nuevo, Tierra y Libertad, que durante la misma Guerra Civil reeditó el texto en sus Cuadernos de Educación Social. También hay que destacar la edición en castellano de la Librería Internacional de París (1927).

Por su carácter científico, profundamente racionalista, y su original despiece de la doctrina cristiana, ‘Las doce pruebas de la inexistencia de Dios’ fue muy apreciado por las y los lectores obreros e intelectuales de todo pelaje, por lo que el libro fue uno de los títulos más populares de todo el movimiento editorial libertario, alcanzando la exorbitante cifra de al menos 300.000 ejemplares vendidos hasta el año 1939.

Fuentes:

CIVANTOS URRUTIA, Alejandro (2015), Leer en rojo. El libro popular antiautoritario y de izquierda (1917-1931) [tesis doctoral]. Universidad de Granada. Disponible en https://hera.ugr.es/tesisugr/2479210x.pdf

SORIANO JIMÉNEZ, Ignacio (2016), L’anarquisme a Tarragona (1917-1924). Formós Plaja i Carme Paredes. Tarragona: Publicacions de la Universitat Rovira i Virgili.

Celso Vallejo Colet

También Golet. Carpintero anarcosindicalista. Nacido en Pons (Lleida), el 24-9-1893. Hijo de Valentín y Dolores, residió en 3er piso de la calle Tigre, nº 17.

Detenido el 9 de agosto de 1923 por un atraco junto a otros 5 compañeros (LVG, 10.VIII.1923, p. 14).  El 5 de octubre de 1923 vuelve a ser detenido junto a otros sindicalistas, entre ellos Saturnino Meca (LVG 5.X.1923, p. 4). Según la policía francesa, fue detenido también por sabotajes, huelgas y posesión de armas, y años más tarde se adhirió a la Federación Anarquista Ibérica (FAI)[1].

El 18 de julio de 1936 vivía en la calle Socorro nº 8-bajos de Sants (Barcelona). Presidente de la Agrupación local barcelonesa del PS. Da una conferencia por radio el 9 de diciembre de 1936 titulada “Afirmaciones” (LVG, 9.XII.1936, p. 4). A comienzos de 1937 pasa a presidir el Comité de Barcelona y el de la Federación catalana, ahora unificados[2]. Preside la primera sesión del Congreso Regional del PS de Cataluña, celebrado el 22 de mayo de 1937 en la sede sindicalista de la calle Puertaferrisa (LL, 22.V.1937). Vicepresidente de la Cooperativa Puertaferrisa, fundada por el PS (Santos, 2012, p. 466) y contador de la Federación de cooperativas de Cataluña por la comarca de El Barcelonés (LVG, 24.VIII.1938, p. 6).

Abandona España en enero de 1939, tras la caída de Cataluña, junto a otros miembros del partido. Según Eduard Pons Prades, se alineó con el grupito de la Agrupación local de Barcelona (Ricard Fornells, José Marín, Pere Corrons…) que pretendía desligarse de los compromisos con el Frente Popular y quedarse en España acogiéndose a la proclama del general Franco que aseguraba que nada debían temer quienes no tuvieran las manos manchadas de sangre, lo cual creó un conflicto entre compañeros en la localidad de Garriguella (Girona). Fue tal la trifulca que se formó, que José Robusté, a la sazón Inspector General de Evacuación y uno de los líderes del partido, les espetó: “Si vuelvo a oír una palabra sobre este asunto, os pondré a todos de cara al paredón”(Pons Prades, 1974, p. 319).

Estos militantes reacios a abandonar España –sigue Pons Prades— fueron los mismos que meses después abandonaron los campos de concentración franceses arrastrando con ellos a varias decenas de exiliados para regresar y colaborar con la Organización Sindical franquista. Vallejo y otros compañeros frecuentaron la embajada y el consulado español en Perpiñán para solicitar documentación que les permitiera entrar en España[3]. Fue detenido al entrar en Cataluña desde Francia por la frontera de Portbou, el 2 de agosto de 1941. Portaba salvoconducto expedido pocos días antes por el Cónsul español en Perpiñán y debía presentarse a las autoridades. Permaneció encerrado en la Prisión Celular de Figueres hasta finales de septiembre, cuando pasó a la Modelo de Barcelona[4]. Fue juzgado en consejo de guerra sumarísimo en 1942 y condenado a 14 años de reclusión temporal.

Fuente: Expdte. de frontera e investigación de Celso Vallejo Colet. ANC, AHG170-478-T2-34186.

Pons Prades fue cambiando de opinión respecto a ellos. En el informe que elaboró durante una visita clandestina a España, a finales de 1944, para el Comité Nacional del PS, instalado en Toulouse, se puede leer:

En Cataluña (Barcelona, Sabadell, Mataró, Gerona) me entrevisté con Fornells, Clará, Vallejo, Marín, Corrons (…) Aquí, como ya es sabido, varios compañeros se prestaron a colaborar con los Sindicatos Verticales –sin sacar provecho de ello personal, me consta— y la experiencia fue casi nula. Con lo de la colaboración consiguieron sacar de las cárceles a varios compañeros y esto es lo único positivo, que pagaron con el estigma de traidores. Fornells, Corrons y Vallejo volvieron a dar con sus huesos en la cárcel, ya que algunos de los soltados de la cárcel aprovecharon la ocasión para marcharse a Francia. Y otros se camuflaron… Porque en la cárcel, aunque no estuvieses condenado a muerte, se corre el peligro de que una madrugada se presente una patrulla de falangistas y te lleve al campo de la Bota.[5]

En cambio, años más tarde vinculará la trama con su negativa a abandonar España al caer Cataluña, dando a entender que por entonces ya habrían traicionado sus principios al contactar con el enemigo (1974, pp. 319-320).


Bibliografía

ÍÑIGUEZ, Miguel (2008), Enciclopedia histórica del anarquismo español. Vitoria: Asociación Isaac Puente.

PAZ, Abel (2001), CNT 1939-1951. El anarquismo contra el Estado franquista. Madrid: Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo.

PONS PRADES, Eduard (1974), Un soldado de la República. Itinerario ibérico de un joven revolucionario. Madrid: G. del Toro.

SANTOS, María-Cruz (2012), Ángel Pestaña “Caballero de la Triste Figura”. Stuttgart: Editorial Académica Española.

Webgrafía

Combatietes.es. Disponible en: https://www.combatientes.es/ListadodeProcedimientosTMT3BarcelonaV.htm (consulta: 26-1-2020).

Hemerotecas

Hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional de España (La Libertad). Disponible en: http://www.bne.es/es/Catalogos/HemerotecaDigital/

Hemeroteca digital de La Vanguardia. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/hemeroteca

Archivos

Arxiu Nacional de Catalunya. Centro Documental de la Memoria Histórica.


[1] Catálogo de anarquistas extranjeros (españoles). Archive Dép. Isère (Grenoble), serie M, año 1939. En ÍÑIGUEZ, 2008, p. 1756.

[2] Circular de la Federación Catalana del PS, 28-1-1937. Centro Documental de la Memoria Histórica, PS_BAR_C1470_Exp008

[3] Expdte. de frontera e investigación de Ricardo Fornells Francesc. Arxiu Nacional de Catalunya (ANC), AHG170-478-T2-29264; expdte. de frontera e investigación de Celso Vallejo Colet. ANC, AHG170-478-T2-34186.

[4] Expdte. de frontera e investigación de Celso Vallejo Colet. ANC, AHG170-478-T2-34186; PAZ, 2001, pp. 59-60.

[5] PONS PRADES, Eduard: “Informe para el Comité nacional del Partido Sindicalista (tras mi viaje clandestino a España [14-10-1944/ 11-11-1944])”. ANC, ANC1-892-T-124.

Ramón García

Contador de la cooperativa Puertaferrisa, creada en 1937 por el PS. Participó en el Congreso Regional de la Federación Catalana del PS celebrado en mayo de ese mismo año, donde intervino en la sesión de tarde del tercer día –sesión VI– para leer un informe sobre Industria, criticado por el compañero Salvá por dirigismo estatal. Y en febrero de 1938 fue nombrado Secretario de Cooperativas del Comité Nacional del PS.

Fuentes:

– LVG, 25-5-1937, Barcelona, p. 5.

– “Cooperativa del PS”, Mañana, 27.XI.1937, Barcelona, p. 2.
LVG, 3-2-1938, Barcelona, p. 4.

No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden [conferencia de Ángel Pestaña]

Domingo, 9 de febrero de 1936, diez y media de la mañana. Mitin monstruo del Frente Popular durante la campaña electoral para las elecciones generales de febrero. Una hora antes de la señalada para dar comienzo el acto, el Salón España del Puente de Vallecas (Madrid) estaba ya completamente lleno.

Asistentes al acto. Foto: Alfonso.

Había sido organizado de modo que pudiese celebrarse simultáneamente en seis teatros, en cada uno de los cuales había de hacer uso de la palabra un orador. Existía el propósito de que en todos los locales se oyesen los discursos pronunciados en los restantes salones, transmitiéndolos por teléfono y difundiéndolos por medio de altavoces, pero esta parte del programa no pudo desarrollarse porque la instalación telefónica no funcionó, no se sabe por qué causas, y sólo pudo oírse en todos los locales la apertura del acto, hecha desde el cine Madrid, y el primero de los discursos pronunciados, que fue el de Ángel Pestaña. Después de hablar, la comunicación telefónica quedó cortada.

En un momento del acto en el Salón España. Foto: Alfonso.

Salutación

Pueblo y trabajadores madrileños: Sean mis primeras palabras de salutación y lleven un abrazo fraternal del partido que represento a los que ocupáis estos locales, donde se celebra este gran mitin. Y sean mis segundas palabras, más significativas y emotivas, para los compañeros que en las cárceles y presidios de España, con el corazón en alto, esperan, no sólo el calor de nuestro afecto, sino que de esta Jomada salgan los cauces que les lleven a la libertad y les devuelvan a sus hogares.

Ignominias de las derechas.

Dicho esto voy a repasar, a vuelo de pájaro—porque no hay tiempo para más—, las ignominias que las derechas han cometido con nuestro país. En las palabras de apertura del acto que se han pronunciado desde el Europa se ha dicho, y lo ratifico, que hay en España dos corrientes: la revolución y la antirrevolución.

Pues bien: nosotros, los del Bloque Popular Antifascista, decimos con todo orgullo que somos la revolución, y que siempre seremos la revolución y que lucharemos frente a lo viejo que se hunde. No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden. Para esas gentes, el orden significa jornales de hambre, censura de Prensa y opinión, robos a mansalva, explotación de campesinos que mueren de hambre…

Quieren tenernos bajo sus botas.

Nos vamos a jugar una carta peligrosísima. No digo yo que nos jugamos el porvenir de la clase trabajadora de España, porque ésta crece por encima de este problema; pero sí, insisto, que nos jugamos una carta muy peligrosa, porque los que, en nombre del orden, pretenden atraerse al pueblo para detentar el Poder, sienten y piensan que es preciso que no podamos tener libertad de movimientos y quieren tenernos bajo sus botas, desesperados y hambrientos.

¿Qué han hecho en dos años? Cabe preguntar: ¿Qué han hecho las derechas en los dos años que han gobernado? ¿Es que, acaso, han resuelto el problema del paro o lo han intentado razonablemente al menos? ¡No, porque la situación es cada vez más angustiosa!

¿Es que han encauzado nuestra economía? ¿O han hallado nuevas fuentes de riqueza? ¿O han establecido una rígida justicia para las clases trabajadoras? jNo; no han hecho nada de eso! Se han limitado a robar en perjuicio de la colectividad. Entonces, ¿qué podemos esperar de la actuación de estas clases privilegiadas? ¡Nada; bien comprobado lo tenemos! Por tanto, es preciso que los trabajadores reaccionemos contra este estado de cosas, porque en estos momentos nos jugamos mucho: nos lo jugamos todo.

Los elementos de orden a que vengo refiriéndome invocan, como algo extraordinario, el predominio en otros países de regímenes de excepción. Por ejemplo, el fascismo italiano. ¿Qué podría deciros yo del fascismo italiano? ¿Cómo hablaros del nacionalsocialismo alemán? Esto no es nuevo para vosotros; de sobra sabéis lo que esos sistemas encierran.

Liberación total

Al iniciarse la última semana de la campaña electoral, no podemos ofrecer nada. Pero sí debemos fijar nuestra atención en hechos concretos e indispensables. Hablar de amnistía, para mí quiere decir liberación absoluta de todos los caídos por defender el concepto de libertad y justicia. ¡Pera liberación total, firme, sin sombras en la concesión! ¡Liberación absoluta! (Ovación imponente)

Después, de una manera tajante, es preciso que el pueblo que vive sufriendo la tragedia del paro forzoso se ponga a trabajar para que entre la tranquilidad indispensable y merecida en los hogares proletarios.

Transformación

Y queda una cuestión importantísima: toda revolución es un torrente devastador que produce daños a ciegas en el enemigo. Todos estos daños tienen una justificación y requieren una sensación de equidad y Justicia. Por eso es preciso que, en nombre de esa equidad y esa justicia, pasado el 16 de febrero, sean reintegrados a sus puestos de trabajo los millares de represaliados que fueron señalados con el dedo por la reacción a raíz del movimiento de Octubre.

Los llamados a gobernar después del día 16 no deben olvidar, y nosotros debemos recodárselo a cada momento, que no es justo ni tolerable que las Compañías millonarias se enriquezcan más aún sobre la miseria de los hogares humildes.

Después habrá que pensar en realizar una profunda transformación que no se hizo el 14 de Abril (gran ovación), y que no puede haber disculpes para dejar de llevarla a cabo ahora. Este compromiso solemne es tan fundamental que no puede ser olvidado ni un instante por ningún hombre de izquierdas. España ha de reconstruirse y ha de saber llegar al campo donde están nuestros hermanos sufriendo más hambre y más penalidades aún que los que vivimos en las ciudades.

Las llamadas gentes de orden han gobernado dos años sin hacer esto, que podían haber realizado y que tenían prometido; pero, en cambio, no se han preocupado ni siquiera de encubrir sus lacras: han actuado a cartas vistas, porque los proletarios estaban vigilantes.

Justicia rígida y serena

Y ahora, nosotros, en nombre de la generosidad y de la Justicia, debemos y podemos y tenemos que regir los destinos de nuestro país. (Una voz interrumpe diciendo: «¡Para los traidores, la horca»!) No es la horca lo que necesitamos, sino más bien otra cosa. No hemos de propugnar una política de odios, sino de justicia. Y no de justicia amañada como ellos han hecho, sino de Justicia a secas, de Justicia rígida y serena (ovación).

Saludo a las Juventudes

Quiero que mis palabras finales sean para las Juventudes que han organizado este gran acto de propaganda. Vosotros representáis la vitalidad y la energía, sois el elemento revulsivo y tenéis una gran perspectiva de existencia. ¡Continuad y superad nuestra obra! Seguid adelante sin olvidar aquella frase del pensador que dijo que “más vale un campo lleno de cadáveres que una ciudad llena de esclavos”.

(Una imponente ovación subraya las palabras finales de Ángel Pestaña, y el público da vivas al Bloque Popular y al proletariado.)

Fuentes:

– “En el Salón España. Ángel Pestaña dice: No queremos que se nos confunda con la gente llamada de orden”, La Libertad, 11-2-1936, Madrid, p. 5.

– Uría Fernández (2007): Vallecas, en la mirada de Alfonso. Imágenes recuperadas (1921-1936). Madrid: Vallecas Todo Cultura.

Josep Maria Bertran de Quintana (1884 – 1960), el juez de los cementerios clandestinos durante la Guerra Civil.

José María Bertran de Quintana (Sant Gervasi de Cassoles, Barcelona, 1884 – México, 1960), secretario político de Lluís Companys, abogado, juez, masón, escritor en la prensa de los años 30 y destacado político catalán durante la Segunda República, con un papel relevante en la proclamación de la República Catalana (1931) y, posteriormente, como regidor en el Ayuntamiento de Barcelona. Fue nombrado juez instructor encargado de las investigaciones sobre la violencia en la retaguardia catalana de la República con el sumario llamado de los cementerios clandestinos durante la Guerra Civil.

Nació en el seno de una familia de tradición militar bien relacionada con la burguesía catalana. Estudió en el colegio Sant Agustí de Barcelona y el bachillerato en el Institut Girona hasta 1897, año en que comenzó Derecho en la Universidad de Barcelona. Sin embargo, no solicitó el título hasta 1934; se dedicó a los negocios y residió en Francia y en México, donde fue secretario general de la Cámara de Comercio española hasta 1927.

Poco antes de la proclamación de la II República española, fue uno de los fundadores de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Tuvo un papel relevante en la proclamación de la República catalana: salió al balcón presidencial del Ayuntamiento junto a Companys, Garay y Opisso i Battestini, y colaboró en la redacción del documento que leyó Macià desde el balcón del entonces palacio de la Diputación.

Fuente: Facebook, Barcelona Anys Trenta/ Twitter @Julia705Julia.

Hombre de ideas progresistas, federales, pacifistas y laicistas, fue elegido regidor del Ayto. de Barcelonan en las filas de ERC, desde donde llevó a cabo una importante tarea de mejora de barrios, cultura e investigación de las irregularidades económicas que se habían detectado en los ejercicios anteriores. Sin embargo, rodeado de compañeros sin experiencia política, como él, fue alejándose del partido por desavenencias internas y por la fascistización de los ‘escamots’, rompiendo definitivamente con la formación nacionalista en octubre 1933.

Miembro y, más tarde, Presidente del Comitè Català contra la Guerra (CCCG), se opuso a la construcción del monumento dedicado a los voluntarios catalanes de la Gran Guerra y propuso invertir las 60.000 pesetas del proyecto en becas para los hijos de los voluntarios.

En el CCCG entra en contacto y colabora con Ángel Pestaña. Se afilia al PS y a la CNT, colabora en su prensa y consta su participación en un acto público realizado en septiembre de 1935. A partir de 1936, encontramos a Bertran en mítines y conferencias del PS, presencia incrementada con el estallido de la Guerra Civil y durante los primeros meses del conflicto.

Durante el golpe de Estado de julio del 36 en Barcelona, forma parte del Consejo Ejecutivo del PS que trata de coordinar a sus militantes y encabeza la asesoría jurídica del partido dedicada a legalizar las incautaciones realizadas al calor de la revolución. A propuesta del partido, pocos días después fue elegido miembro de la Oficina Jurídica de Girona, cargo que ocupó hasta noviembre de 1936. Entonces fue nombrado juez y magistrado titular del Juzgado Popular Local de Barcelona nº 15, pasando más tarde a la presidencia del Tribunal Industrial de Barcelona.

En mayo fue el responsable de abrir un sumario para investigar y descubrir los crímenes cometidos en la retaguardia catalana durante los meses revolucionarios, llamado ‘de los cementerios clandestinos’ durante la Guerra Civil, lo cual le comportó asumir un importante papel como juez preocupado por la aplicación de la ley. Fue un trabajo que enseguida dio buenos resultados, en un ambiente en que la Generalitat y la República se esforzaban por recuperar el control político, arrinconando a la CNT, y además se pretendía mejorar la imagen de la España leal en el plano internacional. Se abrieron fosas en Molins de Llobregat (de Rei), Roses de Llobregat (Sant Feliu), Montcada i Reixach, Prat de Llobragat; Sitges, Les Corts, Tarrassa, Vilanova i la Geltrú, Olot, Barcelona, l’Escala y catorce municipios más. El problema surgió cuando se demostró que los crímenes salpicaban también a las otras organizaciones políticas; el punto de inflexión fue la detención de 5 militantes del PSUC, uno de ERC, otro de Estat Català, junto a otros del POUM y de la CNT, relacionados con los asesinatos de Sitges. Hombre incómodo, pues, su labor concluyó en diciembre de 1937 con el siguiente balance final: pese a haber exhumado a 2073 víctimas, los casos pasaron a los tribunales populares, los cuales absolvieron al 94% de los imputados; sólo procesaron a 175 personas, de los cuales encarcelaron a 128, absolvieron a 32 y pusieron en libertad condicional a 15 (Dueñas, Solé, 2012: 119). Un resultado que resultó vergonzoso para los antifascistas y demasiado corto para los vencedores.

A nivel político, destaca su participación en el Congreso Regional del PS de Cataluña, celebrado en Barcelona en mayo de 1937, donde elaboró y leyó un informe sobre Justicia que fue criticado duramente por un compañero por conservador y por no subsanar las arbitrariedades de la Justicia histórica.

Sesión de clausura del Congreso Regional del PS de Cataluña, teatro Poliorama, Barcelona, 23-5-1937. Preside, en el centro, Josep Robusté; Pestaña, a la derecha, y José Sánchez Requena a su lado. También aparecen Pere Corrons, Vicenç Tarradell, Vicente Lliso y José Andreés Oliva.

Bertran volvió a su puesto de presidente del Tribunal Industrial de Barcelona, pero el estrés y el cansancio le provocaron astenia y bronquitis crónica y tuvo que dejar la actividad. Su participación política en la República le supuso el exilio a Francia, donde entró en enero por Le Pertús para dirigirse a Saint-Sulpice (Midi-Pyrénées), donde pudo sobrevivir un tiempo dando clases de castellano. Con la guerra europea, fue llevado al campo de prisioneros de Vernet d’ Ariège (Tarn) y después al de Noé (Haute-Garonne), hasta terminar en el sanatorio de La Guiche por haber contraído la tuberculosis. En 1942 pasó a México, donde la salud no le acompañó y apenas pudo trabajar, teniendo que solicitar numerosas ayudas a las organizaciones republicanas del exilio. Murió el 5 de febrero de 1960.

Masón de la logia Lealtad entre 1932 y 1934, adquirió el rango de orador adjunto. Escribió, entre otras publicaciones, en L’Opinió, El Diluvio, La Humanitat y El Sindicalista.

Fuentes:

– “Congreso del Partido Sindicalista. Sesión de la tarde.”, La Vanguardia, 23.V.1937, Barcelona, p.5.

– Informe del Comité Regional en el Primer Congreso de la Federación Catalana del PS. Centro Documental de la Memoria Histórica. PS-BARCELONA, 1470, 3.

– Oriol Dueñas y Queralt Solé (2012), “El juez Josep Maria Bertran de Quintana (1884-1960): compromiso político y cementerios clandestinos”, revista Hispania, 2014, vol. LXXIV, nº. 246, enero-abril, págs. 151-176. En http://hispania.revistas.csic.es/index.php/hispania/article/view/423 (consulta: 18-11-2019).

– Oriol Dueñas y Queralt Solé (2012), El jutge dels cementiris clandestins: Josep Maria Bertran de Quintana, 1884-1960. Barcelona: Gregal.

Fernando Mata Povedano (1901-1936)

Militante confederal, maestro racionalista y Alcalde de Montemayor (Córdoba) en 1936.

Biografía descargada de http://www.todoslosnombres.org. Autor: José Francisco Luque Moren.

Fernando Demetrio Mata Povedano nació en Montemayor, en la calle Horno Viejo [actual Sebastián Garrido], número 42, a las ocho de la noche del día 22 de diciembre de 1901. Era hijo de José María Mata Serrano y de Cándida Povedano López.

Estudió durante un tiempo con los curas, fue monaguillo de la parroquia y su vida parecía encaminarse hacia el sacerdocio, aunque abandona esta orientación de forma drástica. En 1918, con 17 años, aparece como afiliado al Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios, de significación anarquista, con el número 197.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, en la que el poderoso movimiento obrero cordobés sufrió una fuerte merma, el Centro Obrero subsistirá, siendo presidido en 1924 por Fernando Mata Povedano. Este mismo año solicitó y obtuvo del Rectorado del Distrito Universitario la autorización para establecer una escuela primaria particular de niños en el Centro Obrero, oficialmente nominada Escuela de niños Nueva o Colegio de Educación Científica y Racional. Fernando Mata Povedano era el director y maestro particular encargado de la misma. Además, era corresponsal en Montemayor de la Librería Luque, de la que adquiría libros para sí, para su labor instructiva y para venderlos, tanto en la localidad como en poblaciones de los alrededores durante sus ferias, a las que se desplazaba en bicicleta. Muchos de ellos los regalaba a sus alumnos que, aún hoy día, ya mayores, lo recuerdan con un especial cariño.

El 22 de junio de 1927 contrajo matrimonio con María de los Ángeles Basilia Mata Carmona. Por entonces, estaba domiciliado en la calle Barrera número 25.

En 1928 envía dinero para una campaña pro presos anarquistas a La Revista Blanca. En la localidad, desde mediados de 1929 se aprecia un proceso de revitalización del elemento obrero, al reanudar el Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios su tarea negociadora de las condiciones laborales con los patronos y en el otoño de 1930, período de gran virulencia social, la lucha alcanzará renovados bríos con la declaración de una huelga general para el 3 de octubre. Por entonces, Fernando Mata Povedano era el secretario de la sociedad.

En la madrugada del 23 de enero de 1931, aunque no queda constancia de los motivos, será detenido en el Arresto Municipal por disposición del Gobernador Civil junto a 7 vecinos más, en lo que parece ser la Junta Directiva, o al menos la mayor parte, del Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios.

Para entonces, Fernando Mata Povedano y su familia residían en la calle Capilla [Juan Pedro Carmona], en la planta de arriba del domicilio social del Centro Obrero, donde continuaba desempeñando la labor de maestro particular en su escuela, recibiendo por esta labor 3,50 pesetas diarias. Aunque contaba con cobertura legal desde años anteriores, su funcionamiento se autorizó legalmente durante la II República por una disposición del Consejo Provincial de Primera Enseñanza de 2 de diciembre de 1931. Su mujer se encargaba de la limpieza de las dependencias del Centro y para entonces el matrimonio tenía una hija, Helia.

1- Fernando Mata Povedano, concejal.

De ideas anarcosindicalistas, participa como candidato -al igual que muchos otros montemayorenses de esta misma ideología- en las elecciones municipales de 12 de abril de 1931, siendo el cuarto concejal electo más votado, con 318 sufragios.

Fernando Mata Povedano fue nombrado Primer Teniente de Alcalde. De su actuación política en el Ayuntamiento cabe reseñarse que fue designado vocal concejal de la Junta Conciliadora del Arbitrio sobre productos de la Tierra, Utilidades de Comercio e Industria y profesiones; presidente de la Comisión de Hacienda; formó parte de la Comisión de fiestas de la Feria de 1931 a 1934 y, a pesar de las escasas posibilidades económicas existentes, a propuesta suya se acordó la confección de un listado de familias pobres con derecho a asistencia médico-facultativa gratuita. Asimismo, será designado para formar parte del Consejo Local de Primera Enseñanza en representación del Consistorio.

A primeros de 1932 fallece su pequeña hija Helia, siendo su sepelio laico. En la sesión de 14 de enero y a propuesta de la Presidencia, la Corporación hizo constar su sentimiento por esta pérdida. Ese año formó parte de la Comisión creada para la celebración del Día del Libro y de la Junta para la consecución de una Biblioteca Municipal, proyecto que no se conseguirá hasta 1936.

En 1933, se personará en Madrid junto al Alcalde, Rafael Porras Berral, para gestionar en los Ministerios de Agricultura y de Instrucción Pública tanto la ocupación temporal del cortijo de Mingo Hijo como la solicitud de la subvención para la construcción del grupo escolar.

En la sesión de 18 de octubre de 1934, será suspendido de sus funciones de concejal, junto a ocho ediles propietarios más, por el Gobernador Civil, José Gardoqui y Urdanivia. Este mismo año ingresará en el recién creado Partido Sindicalista de Ángel Pestaña Núñez.

Tendrá una activa participación en la campaña electoral para las elecciones legislativas de 16 de febrero de 1936. El día 26 de enero presidió un mitin del Frente Popular en el Centro obrero en el que tomaron parte oradores comunistas y socialistas y fue interventor de esta candidatura.

2- Fernando Mata Povedano, Alcalde.

El programa del Frente Popular incluía la reposición de los Ayuntamientos elegidos en las elecciones de 12 de abril de 1931. En la sesión extraordinaria de 20 de febrero se reintegran los 9 ediles hasta ahora suspendidos gubernativamente, entre ellos Fernando Mata Povedano, que en la sesión de 21 de febrero propone y se acuerda por unanimidad dirigir un telegrama de salutación al Presidente del Consejo de Ministros, pidiéndole la libertad de los presos políticos y sociales y un alojamiento forzoso de los obreros en paro de la localidad. En la sesión extraordinaria de 22 de febrero resulta elegido Alcalde por unanimidad tras la renuncia de Antonio Carmona Jiménez, designado en la sesión del día anterior. Fernando Mata Povedano también ocupará la presidencia de la Comisión de Hacienda.

Para entonces, tenía 34 años y era padre de una hija. Continuará desarrollando su labor docente, aunque rebaja la cuota del alumnado a la mitad.

En los apenas cinco meses que estará al frente de la Alcaldía, llevará a cabo un impulso de las obras públicas y de la Reforma Agraria para paliar los efectos del paro estacional, conseguirá el inicio de la ejecución de un grupo escolar y desarrollará una política de arbitraje en la problemática social entre patronos y obreros.

En cuanto a la Reforma Agraria, el 5 de abril una comisión integrada por Fernando Mata Povedano en su condición de Alcalde, el Secretario del Ayuntamiento y dos integrantes del Comité del Frente Popular de la localidad se trasladó a Madrid a gestionar la aplicación inmediata de la Reforma Agraria en Montemayor ante el Director General del Instituto de Reforma Agraria, consiguiendo el asentamiento de 54 cabezas de familia en el cortijo de Mingo Hijo.

La actuación estrella de la Corporación municipal durante el período del Frente Popular fue la adjudicación y el inicio de la ejecución del grupo escolar, que a propuesta del Alcalde se acordó que llevara el nombre de Francisco Ferrer Guardia. Fernando Mata Povedano será el alma mater de este proyecto que, tras una tentativa fallida en 1931 por la falta de firmeza para acometer una operación de crédito, iniciará su recorrido con una moción suya presentada al pleno el 4 de agosto de 1932. El proyecto, obra del arquitecto e histórico dirigente socialista Francisco Azorín Izquierdo, tendrá un recorrido largo y plagado de obstáculos, quedando paralizado tras la suspensión de los 9 concejales depuestos por el Gobernador Civil. Hubo que esperar a la reposición de los concejales suspendidos para que se aprobase el expediente de construcción y la celebración de la subasta para la contratación de las obras, iniciándose su construcción el primero de junio. Sin embargo, el Golpe de Estado imposibilitará que esta obra llegue a ser una realidad, ya que se abortó la misma por las autoridades del Nuevo Estado. Tendrán que pasar más de 40 años para que Montemayor disfrute de una cosa parecida. Con esta pérdida, Montemayor se vio privado de un proyecto destinado a erradicar el analfabetismo infantil.

3- La detención y el asesinato.

Al anochecer del sábado 18 de julio de 1936, unos números de la Guardia Civil al mando del Teniente Cristóbal Recuerda Jiménez procedentes de Fernán-Núñez se trasladan en automóvil hasta Montemayor. Se dirigen en primer lugar al Ayuntamiento, donde detienen a Fernando Mata Povedano. Junto a 8 vecinos más, será trasladado a la cárcel de Córdoba, siendo asesinado el 26 de septiembre de 1936 y enterrado en el Cementerio de San Rafael.

Con su asesinato se borraba de la historia su figura política y su labor en el ámbito de la instrucción pública: el Grupo Escolar Ferrer Guardia y la escuela de niños del Centro Instructivo Obrero de Oficios Varios. Esta sociedad contaba con una biblioteca compuesta de un centenar de libros, que también acabó siendo quemada, salvo los volúmenes que fueron requisados.

Hubo que esperar al lunes 22 de octubre de 2007 para que su figura obtuviera un reconocimiento público. Dentro de la Jornada sobre Educación y Memoria Histórica, organizada por las Consejerías de Educación y de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, en el Palacio de Congresos de Granada se le rindió un homenaje junto a casi medio millar de aquellos maestros y maestras que fueron represaliados. Su hija Herminia recibió un diploma con el siguiente texto:

El Pueblo Andaluz y en su nombre el Presidente de la Junta de Andalucía quiere rendir homenaje, con toda solemnidad, honor y reconocimiento, a D. Fernando Mata Povedano por su entrega a la educación, la causa de la libertad y la democracia durante la IIª República, la Guerra Civil y la dictadura franquista.

Su compromiso en aquellos años, es hoy ejemplo de generosidad y auténtico amor a la patria. Con su esfuerzo, que mantuvo viva la llama de la libertad, nació la España democrática de hoy, testimonio vivo de su tenaz lucha por defender la convivencia de los hombres y mujeres libres.

Por todo ello, y como símbolo de recuperación de nuestra memoria histórica, el Pueblo Andaluz les tendrá gratitud infinita y siempre permanecerán como ejemplos de dignidad y valentía.

Gracias a esta pedagogía obrerista y emancipadora representada en Montemayor por Fernando Mata Povedano, el jornalero por primera vez se sintió persona. Ni que decir tiene que este cambio de roles no fue aceptado por el dominador tradicional, que afiló sus armas a la espera de la ocasión propicia: el 18 de julio de 1936. Se truncaba así aquella pedagogía y se aniquilaba aquel protagonismo de la masa. Por ello se persiguió con saña y se asesinó a los maestros laicos, modernos, librepensadores, progresistas o racionalistas. Figuras como Fernando Mata Povedano, José Sánchez Rosa, Antonio Muñoz Benítez, Benito Córdobés Erencia y tantos otros, sin más carga acusatoria que haber instruido a los humildes del agro andaluz