Amparo Poch y Gascón, ‘El médico ante la vida’ [prólogo]

Ser Histórico

Hace un año, la editorial mallorquina Calúmnia publicó esta serie de artículos con motivo del 8 de Marzo.

Mente privilegiada, espíritu libre y voluntad de hierro. No se nos ocurre mejor manera de condensar la personalidad de Amparo Poch y Gascón, médica anarcosindicalista, feminista y pacifista, entregada de lleno a la salud y los derechos de los niños y las mujeres trabajadoras. Una mujer que logró romper los límites de la sociedad patriarcal que le tocó vivir para dedicarse a cuanto se propuso, al tiempo que buscaba la liberación de la mujer del triple yugo del machismo, la ignorancia y el capitalismo.

Se vino al mundo un 15 de octubre de 1902, en Zaragoza. Un día le dijo a su padre, un teniente chusquero de pontoneros, que deseaba estudiar Medicina; la respuesta fue que no era carrera propia de mujer. Así, cursó Magisterio y acabó en 1922 con premio…

Ver la entrada original 1.994 palabras más

Antonio Castillejo García

Fuente: Boletín electoral de candidatos del Partido Sindicalista a las elecciones generales de 1979. Archivo particular Francisco Zugasti.

Este ferroviario madrileño se vino al mundo en 1904. En 1921 ingresó en la capital en el depósito de máquinas de la Compañía de Ferrocarriles de Madrid, Zaragoza y Alicante (MZA). Ese mismo año se afilia a la Federación Nacional de la Industria Ferroviaria (FNI), adscrita a la CNT.

Interesado por la literatura, en 1927 escribe su primera novela, La muerte por egoísmo, y al año siguiente publica La pureza del amor, que será bastante leída entre los ferroviarios. Todo ello, junto a la lectura deautores socialistas (en especial a Bakunin, Proudhon, Sorel y Anselmo Lorenzo), le permite empezar colaborar en la publicación Cultura Ferroviaria, así como en otras cabeceras anarquistas y socialistas.

Durante los años de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera, combinado con su trabajo de guardagujas-telefonista, empieza estudios de practicante, que concluye en 1930. Desde la dirección de la compañía lo llaman entonces para proponerle la jefatura del botiquín del depósito de máquinas de Sevilla, cargo que acepta; pero la denuncia ese mismo día de un artículo suyo en Cultura Ferroviaria, en que defiende a un trabajador despedido, provoca la retirada de la oferta.

A partir de ese momento se dedica a analizar en profundidad las diferentes compañías ferroviarias del país y llega a la conclusión de que roban y explotan a sus trabajadores hasta límites intolerables; por ello escribe tres artículos en primera plana en el diario republicano madrileño La Tierra. La reacción de la empresa no se hizo esperar y fue suspendido de empleo y sueldo bajo amenaza de baja definitiva si no se retractaba. Tanto el Comité nacional de la FNIF como compañeros de diferentes localidades (Talleres Generales de Madrid, Albacete, Vilanova i la Geltrú, Alcázar de San Juan, etc.) se solidarizaron con él y amenazaron con ir a la huelga, por lo que a la compañía MZA no le quedó más remedio que publicar una nota en el diario La Libertad explicando que levantaban las sanciones contra él.

En 1932 fue elegido miembro del Comité nacional de la FNI y director de Cultura Ferroviaria, puestos que ocupará hasta 1934. Próximo a Pestaña, fue expulsado de la FNI por firmar un manifiesto treintista, y elegido delegado de la Federación Sindicalista Libertaria en la Alianza Obrera antifascista. En 1934 ingresará en el Partido Sindicalista (PS). Escribe durante aquel periodo en Solidaridad Obrera (Barcelona), Sindicalismo (Barcelona), La Tierra, CNT (Madrid), La Verdad (Huelva), Heraldo de Madrid y algún que otro artículo en La Libertad (Madrid). Yotra vez vuelve a ser sancionado por la MZA.

Detenido y procesado a causa de los sucesos de octubre de 1934, fue encerrado en la Modelo y trasladado a la cárcel de Valencia por la Guardia Civil. Allí escribió Represión. Impresiones de octubre (Valencia: Cosmos, 1935), que tuvo cierto éxito.

Tras el 18 de julio de 1936 se alistó en el 2º Batallón del Regimiento Ángel Pestaña. Fue elegido representante del PS en la Organización de Transportes de Madrid y su provincial, así como su delegado en Hospitales. Además, fue vicesecretario del Frente Popular en Madrid hasta el final de la guerra.

Desde los secretariados sindical y político del PS fundó las Escuelas Ángel Pestaña, que agrupaban más de 2.500 alumnos: la nº 1 en Zurbano, 3; la nº 2 en la calle Alcalá Galiano, y la nº 3 en Giner de los Ríos. También creó una sección técnico sanitaria conformada por 150 médicos, cirujanos y especialistas, encargada de elaborar proyectos para Madrid y sus frentes.

Conferenció a menudo: Radio Nacional, Puerta del Sol, etc. Su disertación Los planes del fascismo y la debilidad de las democracias, pronunciada el 23 de octubre de 1938 en el domicilio del Sector Sur del PS madrileño, fue impresa y editada con prólogo de Natividad Adalia (Madrid: Ediciones del PS).

En estos años sigue colaborando en CNT y el Heraldo, y se incorpora a El Sindicalista. Además, en 1938 escribe y publica España ante el Mundo (Madrid: Marsiega), en que ofrece una visión republicana de la situación española durante el conflicto civil.

Acabada la guerra sufrió dos detenciones, pero logró recuperar la libertad y se trasladó dos años a vivir a Hellín (Albacete). En 1942 retoma la lucha antifranquista, por lo que en 1947 será detenido, incomunicado 13 días en Carabanchel y condenado a 4 años en consejo de guerra, pena que cumplió íntegra. Ahora sí, fue expulsado definitivamente de MZA e inhabilitado para ejercer cargos públicos por el tribunal militar.

Durante su presidio en Carbanchel escribió El ferrocarril de la dicha, censurada y no publicada, y en 1957 adaptó para el cine El estudiante cantor, proyecto que tampoco prosperó. En 1975 publicó la biografía del polaco Mieczslaw Toloczko, titulada De Varsovia a Benidorm (Madrid: Studium).

Se afiliará al PS reconstituido durante la Transición, siendo candidato por Madrid a las elecciones generales de 1979.

Fuente: Archivo particular Francisco Zugasti

FUENTES:

Carta de Antonio Castillejo al Comité provincial de Castilla del Partido Sindicalista. Archivo particular Francisco Zugasti.

CAUSA GENERAL. Archivo Histórico Nacional, FC-CAUSA_GENERAL, 77, Exp.20.

Fichas de Antonio Castillejo García. Centro Documental de la Memoria Histórica, DNSD-SECRETARIA, FICHERO, 11, C0111829 y C0111830.

ÍÑIGUEZ, Miguel (2008), Enciclopedia histórica del anarquismo español. Vitoria: Asociación Isaac Puente.

MATEOS FERNÁNDEZ, Juan Carlos (1996), Bajo el control obrero. La prensa diaria en Madrid durante la guerra civil [tesis doctoral]. Madrid: Facultad de Ciencias de la Información, Universidad Complutense.

Joaquim Cid, un sindicalista català als camps de concentració del nazisme

Ser Histórico

(Haz clik aquí para leer el texto en castellano)

El ple de l’Ajuntament de Benifallet (Baix Ebre, Tarragona) aprovà recentment participar en el projecte Stolpersteine ​​del Memorial Democràtic de Catalunya, que consisteix en la col·locació de llambordes commemoratives de les víctimes del nazisme, i es disposa a fer un homenatje a quatre veïns del municipi que van patir els rigors dels camps de concentració.

Entre ells trobem Joaquim Cid Passanau, president del Comitè Català d’Ajut a Euskadi durant la Guerra Civil i actiu col·laborador de la resistència basca contra el primer franquisme, qui va ser internat en el poc conegut camp de Norderney, situat a l’illa normanda de Aurigny, evacuada pels britànics després de la caiguda de França en els primers compassos de la Segona Guerra Mundial i ocupada pels alemanys l’estiu de 1940.

Joaquim Cid. Arxiu familiar Molière-Cid

Tot i que la majoria de documents situen el seu…

Ver la entrada original 1.313 palabras más

Un bulo que se resiste a morir

Por Jesús Aller | 10/06/2020 | Fuente: rebelión.org

Un día de febrero de 1934, dos hombres, acompañados de algunos amigos, acuden a la cita que han concertado en el café Glaciar del barrio gótico de Barcelona.

Uno de ellos es Ángel Pestaña, anarcosindicalista curtido en mil luchas sociales que acaba de ser expulsado de la CNT y acaricia el proyecto de formar un partido político; las disensiones internas lo han apartado de la confederación sindical que ha sido la gran pasión de su vida y de la que fue elegido secretario general en un par de ocasiones. El otro hombre es José Antonio Primo de Rivera, el carismático jefe del fascismo español. Es él quien ha solicitado la reunión y pretende más que nada sondear la posibilidad de adornar su partido recién fundado, Falange Española, con lo que éste más precisa: una figura proletaria de lustre y renombre…

Continúa en https://rebelion.org/un-bulo-que-se-resiste-a-morir/

Silvio Santiago (1903-1974)

Silvio Santiago (Vilardevós, Ourense, 1903 – Santiago de Compostela ,1974), escritor y militante anarcosindicalista, afiliado al Sindicato de Dependientes de Comercio de Coruña, ciudad a la que llegó en los años 20. Socio del Centro de Estudios Sociales (CES) Germinal.

Próximo a las ideas republicanas, se desencantó con la II República y se afilió a la CNT. Alineado con la corriente moderada, y a través de su amigo José Villaverde, comienza la correspondencia cruzada con Ángel Pestaña, resultando su afiliación al Partido Sindicalista en 1934. Desde abril de este año colabora junto a Leandro Carré Brandariz y Manuel Fernández en la elaboración de los estatutos del nuevo partido en Coruña y publica artículos en los periódicos Sindicalismo (Barcelona) y Trabajo (órgano del PS de la agrupación herculina.)

Hasta la Guerra Civil sigue relacionado con los militantes moderados de la CNT, quienes lo consideran “culto, entusiasta, con buenas orientaciones y mejores iniciativas”. Destaca su amistad con José Prego, líder de la Federación local, gerente de la Tipografía Obrera y empleado de la fábrica de gaseosas La Unión.

Junto al sindicalista Marcial Villamor. Fuente: nomesevoces.net


Iniciada la guerra –que acaba con la vida de su hermano Jacinto, director de La Garra— es detenido y encarcelado en Verín y en la prisión de Coruña; pero consigue zafarse y huye a Portugal a comienzos de abril de 1937, desde donde se traslada a Cuba al año siguiente. Desde La Habana continuará en contacto, mediante Federica Montseny, con José Prego, quien se había refugiado primero en Asturias y después en Barcelona, donde dirigirá la revista libertaria Umbral.

En 1939 se trasladará a Venezuela, país en que residirá durante dos décadas. Se ganó la vida escribiendo artículos en la prensa venezolana, obteniendo el premio a la mejor crónica (1942) y el Premio Nacional de Periodismo (1943). Se mantuvo afecto a la subdelegación de la CNT favorable a las tesis de la CNT del interior (1946). Sin embargo, pronto virará hacia un galleguismo militante: fundó el Centro Galego de Caracas, impulsó el Lar Gallego y dirigió la Casa de Galicia, así como un programa de radio (Tiempo de Galicia) y varias revistas, como Galicia, que intentó mostrar su ideal de comunión galaico-venezolano. Fue, además, uno de los promotores do del volumen Homaxe da Galicia Universal, dedicado al escritor y político Ramón Otero Pedrayo.

Nunca repudié la CNT, aunque no concordase con sus directivos

Silvio Santiago


Pronto se convirtió en un mecenas de la cultura. Parte del dinero de las contribuciones de las sociedades de emigración junto con aportaciones propias las enviaba a Galicia. Gracias a ellas se fundó la editorial Galaxia, la Fundación Penzol y el diccionario de Eladio Rodríguez. Asimismo, logró que acudieran a Venezuela para conferenciar ilustres como Camilo José Cela, Eduardo Blanco Amor, Domingo García Sabell, Francisco Fernández del Riego o el propio Otero Pedrayo.

Fuente: La Opinión

Regresó a España a comienzos de los años 60, convertido en millonario galleguista. Su sorprendente Mercedes sirvió como tapadera original de numerosas reuniones clandestinas de anarquistas en Coruña, tercos en sus sueños de resurrección confederal.

En 1961 se reveló como un escritor con la publicación de Vilardevós, una novela autobiográfica de su juventud, una verdadera galería de personajes y anécdotas en que se forma una imagen de fondo de la aldea que le da título. En poco tiempo pasó a ser un clásico de la narrativa gallega.

Vivirá en Vilardevós hasta su muerte, que se produjo en Santiago de Compostela en septiembre de 1974.

Debido a la censura, hasta tres años después de su muerte no pudo publicarse O silencio redimido. Historia dun home que pode ser outro, novela en que el autor relata los acontecimientos relacionados con la Guerra Civil. Ganó el Premio de la Crítica en 1977.

Hoy dos calles, en Verín (foto) y Vilardevós, llevan su nombre



Fuentes:


– Freán Hernández, Óscar (2006), El movimiento libertario en Galicia. La Coruña: Edicios do Castro.

– Íñiguez, Miguel (2008),  Enciclopedia histórica del anarquismo español. Vitoria: Asociación Issac Puente.

– Rodríguez, Manuel, “Un galleguista de ultramar”, La Opinión, 22-7-2012, A Coruña. Disponible en https://www.laopinioncoruna.es/galicia/2012/07/22/galeguista-ultramar/629874.html.

– Santos Santos, María-Cruz (2012), Ángel Pestaña “Caballero de la Triste Figura”. Stuttgart: Editorial Académica Española.

https://gl.wikipedia.org/wiki/Silvio_Santiago



Antonio de Hoyos y Vinent

Antonio de Hoyos y Vinent de la Torre, Marqués de Vinent (III), Madrid,1882-1888 – 11.VI.1940. Escritor.

Segundo de los hijos de Isidoro de Hoyos y de la Torre, marqués de Hoyos y Grande de España, y de Isabel Vinent y O’Neill, marquesa de Vinent y dama noble de la reina María Luisa. La exposición de su biografía, cuajada de incógnitas aún no resueltas, comienza a hacerse patente en 1895, cuando su padre fue nombrado embajador español en la Corte de Austria-Hungría y la familia se trasladó a Viena, donde permaneció hasta 1898, y Antonio ingresó en el colegio teresiano de la capital austríaca, en el que, según recordaba, se inició en la literatura componiendo “cuentecillos” no exentos del candor propio de la edad. Su educación se completó posteriormente en Oxford y en Madrid…

Escrito por María del Carmen Alfonso García para la Real Academia de la Historia DBE (pincha aquí para seguir leyendo la entrada original)

José Mª Miranda de Sardi (1899-1936)

Al poeta chipionero, José Miranda de Sardi, no le dejó tranquilo el franquismo ni después de muerto. Así lo avala la documentación del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, quien lo estuvo investigando por masón hasta 1948, doce años después de su muerte.

Hijo de José Miranda Tirado y Francisca de Sardi Landa, nació en 1899 en la calle Marqués de Mochales, en el seno de una familia de pequeños agricultores. Era el tercero de cuatro hermanos: Teodoro, Manuel, José y Francisca. Por entonces Chipiona era un pequeño municipio que rondaba los 4000 habitantes, dedicados casi exclusivamente a la viticultura, por lo que un mal año de vendimia se traducía en hambre para los trabajadores…

Escrito por Sebastián Guzmán Martín para Todos… los nombres_ (pincha aquí para seguir leyendo la entrada original).

Foto de una cena de la Agrupación de Cádiz donde estaba Miranda de Sardi. Publicada en el diario El Progreso. Fuente: fernando-sabido-andalucia.blogspot.com

Francisco Caminero Rodríguez

La primera noticia que encontramos de él es que en junio de 1930 estaba asociado a la recién creada Liga Nacional Laica, organización pro derecho de cada persona a tener y exteriorizar sus ideas en materia religiosa y sus derivaciones (la muerte, los cementerios y otros aspectos de la vida que monopolizaba la Iglesia).

De la CNT. Miembro de la Junta de Defensa de Madrid, creada por el general Miaja en sustitución del gobierno durante el asedio de las tropas sublevadas a la capital.

Francisco Caminero (primero por la izquierda) en la Junta de Defensa de Madrid, junto a Santiago Carrillo (centro, con gafas), Miaja (5º drcha) y el cenetista Amor Nuño (3º drcha), entre otros.

Francisco Caminero ya había representado al Partido Sindicalista (en adelante PS) en el Comité de funcionarios del Frente Popular, creado a comienzos de septiembre del 36. También fue miembro de la Junta de Defensa consultiva formada ese mismo mes por Largo Caballero, y junto al representante de Izquierda Republicana, permaneció en la de Miaja como delegado del partido encargado del área de Evacuación.

En noviembre figura inscrito en el 2º Batallón del Noveno Regimiento de milicias (Ángel Pestaña).

Poco después, a comienzos de diciembre, pasará a encargarse de la Consejería de Servicios del Frente, cuyos cometidos más importantes serán la recuperación de bienes en casas abandonadas y los servicios postales. En mayo de 1937 es Capitán del Ejército y Jefe del Departamento de la Zona Batida de Madrid.

Francisco Caminero (izqda) con Enrique Capdevila y Antonio Perxés Costa (sentado drcha)

Ingresó en Solidaridad Internacional Antifascista (SIA) en junio de 1938, avalado por la CNT.

Autor de Revisión de programas. ¿Qué es la democracia? ¿Qué es la política? Introducción al Plan Constructivo de la Revolución Española (Madrid: Rivadeneyra, 1938), conferencia leída el 11 de julio de 1938 en la sede del PS.

Fuentes: 

– Centro Documental de la Memoria Histórica, DNSD-SECRETARIA,FICHERO,9, de C0033993 a C0034000.

– Montagut, Eduardo,”El manifiesto de la Liga Nacional Laica de 1930″, laicismo.org, 13-6-2018. Disponible en https://laicismo.org/el-manifiesto-de-la-liga-nacional-laica-de-1930/ (consulta: 10-5-2020).

El Liberal, 3-9-1936, Madrid.

Mundo Gráfico 3-2-1937, Madrid.

–  La Libertad, 20-10-1937, Madrid.

Edmundo González Acebal (1897-1988)

Edmundo González Acebal (Gijón, 23 de noviembre de 1897 – Madrid, 10 de enero de 1988), escritor, periodista y crítico taurino. Estudió la carrera de Náutica en el gijonés Instituto Jovellanos alcanzando el título de piloto de la Marina Mercante en Cartagena (Murcia), profesión que abandonará más tarde.

Aparece inscrito en el Centro Republicano de Gijón. Posiblemente, masón. A comienzos de abril de abril de 1931 participa en la campaña electoral para las municipales dando mítines republicanos por diversas localidades asturianas (Llanes…).

En verano de 1932 lo encontramos en Madrid, donde participa como orador en actos del Partido Izquierda Radical Socialista, cuyas juventudes presidirá. Durante 1933 serán frecuentes sus conferencias en el Ateneo Republicano Radical Socialista de la Prosperidad, y a final de año empieza a colaborar en el diario republicano madrileño La Tierra. Sus actividades como orador y periodista se mantendrán hasta 1936, ya como vicesecretario del partido.

Tras el golpe de Estado de julio de 1936 se afilió al Partido Sindicalista. Formó parte del Comité Local del partido en Madrid, dando numerosas conferencias y participando en actos y mítines. Y colaboró en El Sindicalista, vocero nacional de dicha formación.

El 20 de noviembre de 1936 ingresó en las milicias confederales, y en diciembre aparece en la nómina del 2º Batallón de la Región Centro. También se adhirió a Solidaridad Internacional Antifascista (SIA) y al Socorro Rojo Internacional (SRI).

Acude al Pleno del Comité Nacional ampliado de regionales de junio de 1937, en Valencia, en representación de Castilla. Secretario político en 1937, y Secretario General del Comité Local de Madrid del PS en el verano de 1938, convertido ya en Comité Regional con jurisdicción también sobre Guadalajara, Toledo, Cuenca y Ciudad Real.

Homenaje a Pestaña en el Teatro Fuencarral de Madrid, febrero de 1938. Interviene la actriz Carmen Seco. Detrás, en segunda fila, de izquierda a derecha: José García Pradas, Edmundo González Acebal, José Robusté, Eduardo Paz Samper (?) y Antonio Perxés Costa.



Al terminar la guerra fue encausado. Se dedicó años más tarde al periodismo y a la literatura, colaborando en la prensa española, portuguesa e iberoamericana. Especializado en temas taurinos, escribió muchos artículos y ensayos, al tiempo que pronunciaba conferencias por toda España. Fue presidente del Club Taurino Madrileño y fundador y primer presidente de la Asociación de Clubes Taurinos. En 1962 organizó en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el Primer Congreso Internacional Taurino y unas Alforjas de la Poesía en el Teatro Lara de la misma capital dedicadas a la Edad de Oro del Toreo, seguidas de un gran banquete en el Retiro, presidido por Juan Belmonte, Rafael el Gallo y Vicente Pastor. Además, fue subdirector de la revista Venezuela Taurina y de Fiesta Brava, programa de la televisión venezolana.

Entre sus obras destacan las tituladas: El pase natural : origen, evolución, crítica (1956); Grandeza y servidumbre de la crítica taurina (1956); Gloria y desventura de Valencia en el toreo (1958); Bombita y Machaquito. Una época del toreo (1958); Joselito y Belmonte. La Edad de Oro del Toreo (1961); llo y Romero. Reflexiones sobre los estilos del toreo (1962); Reglamento taurino comentado (1967).



Fuentes:
– Centro Documental de la Memoria Histórica, DNSD, SECRETARIA, FICHERO, 27, G0214898, G0214899,G0214900 y G0214902.

La Libertad, Madrid. – La Tierra, Madrid. –  La Voz, Madrid. – El Pueblo, Valencia. – ABC, Madrid.


– Oviedo Enciclopedia, disponible en  http://el.tesorodeoviedo.es/index.php?title=Edmundo_Gonz%C3%A1lez_Acebal (consulta: 26-10-2019).

Acebal durante la presentación de su libro Bombita y Machaquíto, editado en 1959 por  Ediciones Los de José y Juan. Por entonces era presidente de la Peña taurina José y Juan.

Pedro Corrons Cortés

Fuente: El Pueblo, Valencia, 1937.

Ferroviario de la CNT (? – Barcelona 1942). Representante de la Sección ferroviaria de Barcelona en el Congreso ferroviario de Madrid el 16 de agosto de 1932; del Comité de Relaciones de Ferroviarios en el Congreso Regional de Trabajadores de Catalunya celebrado en marzo de 1933 en Barcelona; y de los ferroviarios en el Congreso extraordinario de la FNIF en Madrid, en julio de 1933.

Siguiendo a Ricard Fornells, se afilia al Partido Sindicalista. Llegó a ser su Secretario General, elegido en el Pleno Regional de septiembre de 1937. Y el 31 de octubre de 1938 fue nombrado miembro del Comité Ejecutivo del PS.

Según el testimonio de Eduard Pons Prades, durante la huida de miles de personas
en dirección a la frontera francesa, tras la caída de Cataluña, lo encontramos entre algunos destacados militantes de la Agrupación de Barcelona (Ricard Fornells, José Marín y Celso Vallejo) que pretendían desligarse de los compromisos con el Frente Popular y quedarse en España acogiéndose a la proclama del general Franco que aseguraba que nada debían temer quienes no tuvieran las manos manchadas de sangre.

Estos militantes reacios a abandonar España fueron los mismos que meses después abandonaron los campos de concentración franceses arrastrando con ellos a tres centenares de exiliados para regresar y colaborar con la Organización Sindical franquista. Así se puede leer en el anexo de un documento firmado en Francia por Fornells en diciembre de 1940, mediante el cual delegaba en Corrons las gestiones oportunas para llevar a cabo la repatriación de sus “amigos y antiguos correligionarios” (Paz, 2001, p.60). Éstos aparecen divididos en cuatro categorías: entrados en España, desaparecidos, para repatriar y expulsados por indisciplina; y constan cuatro direcciones para contactar con ellos en Barcelona y unas cuantas más para Perpiñán y Sabadell. Una de las de la Ciudad Condal es la del domicilio de Fornells, el segundo piso de la calle Wad Ras.

Corrons fue avisado por compañeros de que la red de repatriación era una patraña. Aun así, confió en Fornells y regresó a Cataluña a comprobar lo que sucedía. Pasó la frontera con un pasaporte emitido por el consulado español en Perpiñán, pese a lo cual fue arrestado nada más llegar en la Estación de Francia por la policía y encerrado en los sótanos de la Jefatura de Policía de Barcelona. Murió al poco tiempo, en la cárcel, a causa de una tuberculosis avanzada.



Fuentes:

– Íñiguez, Miguel (2008):  Enciclopedia histórica del anarquismo español. Asociación Issac Puente, Vitoria.

– Paz, Abel (2001): CNT 1939-1951. El anarquismo contra el Estado franquista. Madrid: Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo.


– Pons Prades, Eduardo (1974): Un soldado de la República. (Itinerario ibérico de un joven revolucionario.) Madrid: G. del Toro.


– Romero Martín, Juanjo: “Pere Corrons”, en Martínez de SAS, Mª Teresa y Pagès Blanch , Pelai [coords.] (2000), Diccionari biogràfic del moviment obrer als Països Catalans. Edicions de l’ Abadia de Montserrat, Barcelona, .


http://www.estelnegre.org/documents/martinezespinosa/collectivitzacions.pdf

La Vanguardia, 7.IX.1937

La Libertad, 1.X.1938.