Agrupación local de Zaragoza (1935-1939)

Como en tantos otros lugares de tradición anarquista y anarcosindicalista, el Partido Sindicalista de Ángel Pestaña encontró su espacio político en Zaragoza; consiguió representación en las elecciones generales de febrero de 1936 y ocupó una concejalía en el Ayuntamiento.

     Hasta hace poco tiempo no se ha interpretado de forma acertada la creación, en la capital aragonesa, del partido libertario fundado por Ángel Pestaña en 1934. Prevalecía la visión del historiador y politólogo Antonio Elorza, válida sólo para los  primeros meses, para quien su implantación había sido muy reducida y la escasa militancia había quedado desorganizada a causa de los sucesos revolucionarios de octubre de ese mismo año. Pero los últimos trabajos* de investigación demuestran que la fundación de la Agrupación local aconteció unos meses más tarde, ya en 1935, y que logró abundante militancia. Además, el PS estuvo representado en el Ayto. de Zaragoza desde la victoria del Frente Popular, en febrero de 1936, hasta el golpe militar del 18 de julio de 1936.

Entre los militantes del sector más posibilista de la CNT –los ya escindidos treintistas, contrarios “a la Revolución cada ocho días”–, hubo quienes decidieron ir más allá y entrar en el proyecto político del pestañismo. Optaron así por la vía del sindicalismo político para llegar al comunismo libertario. La nueva estrategia, contraria a los principios ácratas que hasta entonces habían seguido, consistió en colaborar con el movimiento obrero dotándolo de un partido político que, sin inmiscuirse en la labor de los Sindicatos, trabajara con ellos manteniendo su autonomía (Pestaña era un firme defensor del apoliticismo dentro de la CNT, lo que incluía también mantenerla libre de las influencias anarquistas de la FAI) En definitiva, se trataba de facilitar la lucha obrera desde arriba, ocupando un espacio que hasta entonces había puesto trabas al desarrollo revolucionario del sindicalismo. El nuevo partido planteará una organización socioeconómica inmediatamente postrevolucionaria a partir de los municipios, las cooperativas y los sindicatos, planteando la necesidad de una etapa de transición a la nueva sociedad.

angel-pestana-mitinen-la-plaza-de-toros-de-zaragoza-1931

Ángel Pestaña, mitin en la plaza de toros de Zaragoza, 1931

A comienzos de enero de 1935 comienzan los contactos entre militantes para formar la Agrupación local de Zaragoza. Se reúnen con Pestaña, en el café Salduba de la Plaza de España –entonces de La Constitución–, Valeriano San Agustín y Dámaso Infante Díaz. El día 12 se nombra una Comisión organizadora, en la que participan, entre otros, Casimiro Asensio y Amor Laborda. Finalmente, el 10 de marzo queda constituido el PS en la ciudad, en un acto al que asisten 150 afiliados. Es elegido Presidente Nicolás Grasa Millán, quien años antes había dirigido, con Dámaso Infante, la ocupación de los talleres Escoriaza. Faustino Vallejo  es nombrado Secretario. Además de formar la Junta local, los asistentes acuerdan, entre otras cosas, realizar un acto pro-amnistía de presos con fines electorales.

Unos meses después, en julio, en una reunión acontecida en casa de Nicolás Grasa –calle Arias 36, 1º dcha.–, Dámaso Infante se incorpora a la Junta como Vocal, sumándose a los tres ya existentes: Pascual Vázquez Arracó, Valeriano San Agustín y Antonio López Pérez. Leopoldo Navarro Arenas sustituirá a Francisco Infantes, primer Tesorero. Además, se crea una comisión de cuentas integrada por Amor Laborda y el compañero La Calle.

En las elecciones generales de febrero de 1936, a las que se presentan los sindicalistas de Pestaña en la coalición del Frente Popular, el abogado de la CNT Benito Pabón es elegido diputado en la lista del PS –como independiente– en la circunscripción de Zaragoza. Obtiene 44.545 votos, quedando sólo por detrás del ganador, Mariano Joven Hernández (IR). Quizá aún está afiliado al Partido Republicano Democrático Federal de Eduardo Barriobero, partido que había participado conjuntamente con el PS en numerosos actos desde el verano de 1935. De hecho, el PS se planteó fusionarse con los federales, opción que finalmente fue descartada en votación de su Asamblea. En octubre, durante la revolución social española, Pabón participará en la formación del Consejo de Aragón, siendo su Secretario General y su jurista principal, autor de los estatutos y disposiciones que crearán su marco legal.

Tras el triunfo de las izquierdas el 16 de febrero, se restituye el consistorio suspendido por el gobierno radical-cedista tras los hechos de octubre de 1934. De él formaba parte Mariano Serra Valero, entonces miembro del PSOE, que al ser repuesto como concejal lo hace en representación del Partido Sindicalista.

x1888-_serra_valero_mariano-jpg-pagespeed-ic-dy9h76cic3

Mariano Serra

En marzo de 1936, Casimiro Asensio ocupa el cargo de Secretario de la Junta local  y se crea la figura de Vicesecretario, que será asignada a Ramón Bernal Gutiérrez.  El Contador será Fernando Lapeña Sánchez. Y los cuatro vocales pasarán a ser nueve: (por orden) Amor Laborda Esteban, Ramón Hernández Lebez, Ramón Franco Jimeno, Pascual Vázquez Arracó, Miguel Grima Royo, Pablo Garrido Garrido, Manuel Viscasillas García, Faustino Vallejo García y Francisco Infantes Díaz.

Prueba de la fuerza e implantación del PS en la capital, según la hipótesis defendida por la doctora Mª Cruz Santos, es que el 1 de septiembre de 1939, concluida la guerra, en una reunión que tiene lugar en el café Bemar de la ciudad –calle Carmen, 9– se reconstituye la Junta del Partido. Se mantendrán Nicolás Grasa como Presidente y Faustino Vallejo como Secretario. El Vicesecretario será José Lorez Uche. Leopoldo Navarro Arenas ejercerá de nuevo de Tesorero; y Agustín Arrechina Balaguer será el Contador. Como vocales se nombrarán antiguos cargos: Dámaso Infante, Valeriano San Agustín, Antonio López, Pascual Vázquez, Mariano Jarque y Francisco Alvina Añañas.

Quizá la fecha no sea correcta o quizá el documento haga mención a los integrantes del último Comité local antes de estallar el conflicto, ya que parece poco probable que los militantes allí reunidos no supieran que la represión por parte de los facciosos había hecho estragos entre sus hombres:

– Valeriano San Agustín, asesinado el 19-8-1936. Tenía 52 años. Residía en calle Coso, 198.

– Dámaso Infante, fusilado en Zaragoza  el 29-8-1936. Tenía 36 años. Residía en calle Carmen, 51.

– Casimiro Asensio, fusilado en Zaragoza el 27-9-1936. Tenía 32 años. Residía en calle Casta Álvarez, 2.

– Mariano Serra, detenido en los primeros días de la sublevación y fusilado en Zaragoza el 23-12-1936. Tenía 51 años.

– Etcétera.

En su memoria, y en la de otros tantos extraños reformistas llenos de plomo, olvidados entre los olvidados.

Nota:

* Me refiero a las investigaciones de historiadores como Santos Julià, Julián Casanova, Herminio Lafoz Rabaza, etc.

Bibliografía utilizada:

– Íñiguez, Miguel (2008):  Enciclopedia histórica del anarquismo español; Asociación Issac Puente, Vitoria.

– Santos Santos, María Cruz (2012):  Ángel Pestaña “Caballero de la Triste Figura”; Editorial Académica Española, Alemania.
También  han sido de utilidad los siguientes enlaces:

–   https://www.facebook.com/colectivoangelpestanha

–   http://www.liberadosdelolvido.org

El cautiverio de Ángel Pestaña durante el 19 de julio de 1936.

Relato de Ángel Pestaña publicado en prensa sobre su propia detención y posterior liberación durante los sucesos del 19 de julio de 1936 en Barcelona.

En la madrugada de aquel día memorable, al oír los disparos que provenían de la calle, salió armado de su casa, en la barriada de Gracia, y atravesó, en compañía de dos amigos, la calle Balmes (menos estratégica que el Paseo de Gracia o la Rambla) hasta la plaza de la Universidad. Una vez allí, dada la aparente calma que había, pensó que las tropas apostadas eran adictas al Gobierno, por lo que se acercó hasta la verja que rodeaba la Universidad. Cuando pasó por delante de los militares fue detenido y conducido a una dependencia del establecimiento. Un capitán le preguntó quién era y, al decírselo, respondió: “Ya tenemos uno.”

Por la ciudad se extendió el rumor de que a Pestaña lo habían fusilado en el patio de la Universidad.

lv-19-de-julio

lv-19-de-julio-ii
“Episodios de la lucha del domingo. Ángel Pestaña fue hecho prisionero por los facciosos”; La Vanguardia, nº 22578, Barcelona, 25-7-1936; p. 5.

Soneto a Pestaña

 

Sobrado, inteligente y pudoroso
para la lucha vil de encrucijada
en la lucera azul de su mirada
el tibio sol de un pecho bondadoso.

Ayuno de su vida fue el reposo;
erizada de guijos, en calzada;
La inquieta juventud esclavizada
por un trabajo incomodo y penoso

Con su lupa de humilde relojero
miró la maquinaria ingobernable
del estado, caduco y jaranero.

Y se dio a componer… inútilmente:
Fue demasiado claro y razonable
para ser comprendido por la gente

 

Pedro Luis de Gálvez.

 

conferencia

Pestaña y Pedro Luis de Gálvez –en el centro, con gafas– a la salida de una conferencia en el Ateneo de Madrid, en junio de 1931.

Retrato

Portada revista EL Solidario

Un alma de gigante apenas contenida
en el estuche humano de la carne mortal;
un corazón más grande que esa gloriosa esencia
y un pensamiento sano de arrollador caudal.


Palabra mesurada que medita y pondera;
claridad meridiana en toda apreciación;
serenidad perfecta en semblante y figura
y un cerebro al que rige prodigiosa intuición.


No siente odio hacia nada, porque su vida es gloria
que supo conquistarse del ajeno rencor.
Como un Cristo moderno predica su entusiasmo,
y su credo se llama Humanidad y Amor.


Obrero infatigable de la causa del pueblo,
que trabaja incesante por su noble ideal;
la voz de la conciencia, vigilando su vida,
y el perdón en sus labios, como marcha triunfal.


Amigo del que sufre, del que sueña y anhela,
para todos conserva una breve lección.
Se ha templado su vida en fragua de amarguras,
y por eso conoce la voz del corazón.


Sencillo en su existencia, su oratoria es sencilla;
que hablar para el humilde no precisa primores.
Su prédica es tan llana como aquella del Cristo
que eligió por discípulos a pobres pescadores.


Austero de conducta, su vida es el ejemplo
de una existencia nueva para forjar España…
¡Aguafuerte glorioso!… Ya está el retrato hecho;
encuadradle en un marco. ¡Este es ÁNGEL PESTAÑA!

JOSÉ VILLARROEL DE ANCOS